perfil
Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» Idols Pleasures {Elite}
Lun Feb 01, 2016 11:25 pm por Invitado

» Purple Line || Afiliación Élite {PBs Orientales}
Jue Jul 10, 2014 5:01 am por Invitado

» Dankook University [Elite]
Miér Jul 09, 2014 7:29 am por Invitado

» Parson's Law | Af. Élite
Miér Abr 02, 2014 7:36 pm por Invitado

» cambio de boton de MidNigthcity
Mar Mar 18, 2014 9:53 pm por Invitado

» Tren Nocturno del bohemio (Normal) Foro Artístico
Jue Mar 06, 2014 7:23 am por Invitado

» Panda is coming soon [En proceso]
Miér Mar 05, 2014 8:23 am por Lee Ji Eun

» △ BECAUSE WE NAUGHTY [ CAMBIO DE BOTÓN - ÉLITE ]
Mar Mar 04, 2014 5:29 pm por Invitado

» ¿En que estás pensando?
Lun Mar 03, 2014 8:48 pm por Stephanie Hwang

afi. Hermanos

 photo afi_zpsb7381d89.png


Keep On Dreaming

élite
Guardianes'NdranghetaImage and video hosting by TinyPic7th & Spring
créditos
Este skin ha sido codificado y maquetado por Cassiee. Editado, modificado, etc por Kim Taeyeon. Agradecemos a OurSourCeCode por brindarnos sus códigos, y a tumblr, google y WeHearIt por las imágenes. Todos los derechos reservados. Queda prohibida cualquier copia sin el debido permiso de su autora. Di no al plagio.

Matando el gusanillo... {Jae}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Daniel Chae el Miér Sep 11, 2013 5:48 am

-Estaba visto y comprobado que una buena dicha dejaba a uno nuevo tras un agotador dia de ensayo y si a eso le agregamos que se va a cenar por ahi ya ni te cuento. Ese era el dia indicado para salir, mi estres se empezaba acumular y yo para ser sincero era una bomba a punto de ser detonada a la minima de cambio, asi que me vendria bien salir y despejarme un poco; mmm... ¿donde seria mejor llevar a Jae, ¡¡stop!! no no, esa no es la frase sino.. ¿que lugar sera mejor para comer de lujo sin tener hoy que me invitaba Jae? mmm ahora si.. me importaba poco que le gustara o no, pues el otro dia estuve sin comer por su culpa y aseguro que no volvera a pasar, hoy pensaba comer por todo lo alto... quizas... en el elegante restaurante nuevo que pusieron alli mismo en Myeong-dong, ¡¡sehhh!!, no habia ninguna duda, habia oido muchos comentarios positivos del lugar, ¿como se llamaba? ¡¡ah si, el esturion!!, total... ese era un niño rico al igual que yo y si no lo era que apoquinara, asi aprenderia a no medio matarme de hambre, en fin, mas le valia aparecer a su hora o me iba a enfadar y a base de bien.

Me engomine el pelo hacia arriba haciendome la corona de siempre y en medio mis pelos sobrantes o de relleno de punta, me puse los pendientes y cogi las gafas de sol-; no... esto no me gusta... y si.. cambiamos un poco; ¡¡¡sehhh!!! ¿por que no cambiar?, eso siempre viene bien y me sienta genial jejejejejje. -me revolvi el pelo y peinandolo lo baje hacia abajo ras volvermelo a lavar para quitar la gomina; lo peine y me mire al espejo cambiandome de ropa de nuevo-. Esto ya es otra cosa Dan.. asi mucho mejor -sonrei mirandome de nuevo y cogi las gafas de sol poniendomela y sali del baño-; Lo siento Dong, siento haber tardado jejejej, si si, hoy no ceno en casa, me vendra bien salir; esta bien.. prometo ir mañana es que ya he quedado y no, nada de ningun lio ni nada por el estilo solo es un... -¿amigo, conocido? que decir de Je, ¡¡no!! para nada, me niego, asi que quedandome pensando unos segundos frunci el ceño orgulloso y negue-. Tan solo el mismo imbecil que os comente el otro dia Dong, si, el mismo... me tuvo muerto de hambre asi que ni lo sueñes que lo deje, sabes que se la tengo jurada y es imposible... ¿que demonio que me acabara gustando su compañia o siendo mi amigo?, ese sueña.

Con estilo:


Me hizo perderme la barbacoa y al igual que el coche me lo debe, me lo va a pagar y estaremos en paz.. jajajajaj, si me divertire
-alce la mano despidiendome de los mios; nada mas salir alce la mirada ya que el cielo amenazaba lluvia-. Grrr.. estoy hambriento ya paso de coger el paraguas... espero que no tarde o me va a oir ¡¡ahh!! y que venga arreglado que si no grrr... -ya me iba acelerando solito en el camino mientras conducia, en el cual acabe quitandome las gafas de sol pues si este ultimo era tonteria llevarlas y veia mas bien poco. Al cabo de unos veinte minutos me puse en el centro; aparque el coche unas calle mas abajo y subi hacia el centro comercial, sentandome bajo una farola mirando al reloj cercano-. Ya son casi las nueve... espero que no se retrase demasiado -dije de mala gana.

Pues.. no... no parece que vaya a venir... ¿es que no me entendio? ¿me equivoque con la hora? quizas... no, no ¡¡no joder!! le dije a las nueve en punto y ua pasaba de las y veinticinco; eche la cabeza hacia atras apoyando en la farola mas cercana y sentado en el borde de un pequeño jardin redondo que seria como adorno a la entrada-; ¿pero.. por que seguia esperando?... estaba haciendo el gamba y aun asi... permanecia alli sentado despues de casi media hora, ¿desde cuando hacia eso?, me iba a oir, es que me iba a oir... Mi cabreo solo fue en aumento al ver los minutos pasando en el reloj, minutos que hicieron como era de esperar que empezara a llover llevando ya cuarenta minutos esperando. ¿Pero por que? ¿por que seguia mojandome bajo la lluvia? una hora, ¡¡¡¡¡una maldita hora alli!!!!!. Las horas siguieron pasando y acumulando dos horas y media la lluvia no cesaba, estaba empapado, calado y como un idiota solo se me ocurria mirar al frente y los lados buscandole con la mirada. Imbecil... acabare contigo... espera que te ponga las manos encima.. ¡¡¡achu!!! -genial, lo que me faltaba, estornudar... por si ahora no fuera poco solo quedaba que enfermara.

Frio... hambre, mojado.. y no tenia ni un misero chicle que llevarme a la boca pues antes de salir del coche se me olvidaron en la guantera-. ¿Se le habra olvidado?... tsk.. lo mato, voy a matarle con mis propias manos, de esta no se libra, de esta no se.. ¡¡achu!!, joder... deberia volver a casa... -me pense levantarme pero.. y si venia y yo no estaba?, habia esperado dos horas y media, ¿que mas da otra mas? si total.. ya estaba ensopado y calado hasta los huesos. Me encogi un poco apoyando la espalda en la farola echandome mi pelo mojado a un lado, mirando la gente pasar y pocos minutos despues la calle desierta; ¿me habia vuelto tonto? que tonto... majara? ¿que hacia aun alli?, mi cabeza se repetia eso una y otra vez mientras mi cuerpo comenzo a temblar ligeramente, a lo que me abrace a mi mismo tartando de darme un poco de calor pero.. era inutil ¿como voy a darme calor cuando chorreo de arriba abajo?, joder, parecia una maldita cascada y ese idiota sin venir ¿es que no pensaba aparecer? ¿me la habia jugado?. Cerre los ojos empezandome a encontrar un poco mal pero enseguida me recompuse por si le veia venir al mejor darle el grito, ostras, y tanto que se llevaria el grito para despues la paliza, que se diera por muerto.

La verdad es que ni tan siquiera me entendia a mi mismo.. no sabia ni responderme al por que seguia alli cuando jamas lo habria hecho por nadie, ¡¡ni hablar!! ¿yo hacer algo asi?, ni de coña, bueno.. si por mi padre o hermana pero ya esta... o incluso por mi grupo si pasara algo urgente, por lo demas el mundo podia extinguirse que me resbalaba por.. los pies hablando mal y pronto. Ya estaba a punto de dar casi media noche, solo quedaban diez minutos para ello y me volvi a replantear el estar alli, bueno mas bien, que ya no apareceria me gustase o no; estaba entumecido y el minimo movimiento me molestaba pero, iba a enfermar, me lo estaba viendo venir... asi que seria mejor marcharme.. ¿no? porque ya visto lo visto... aun asi levante la mirada por ultima vez por si lo vislumbraba por la zona-.
avatar
Daniel Chae

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Lee HyukJae el Miér Sep 11, 2013 3:37 pm

Ropita (ingora su cara de "Yeeaaah"):


La campanita de la entrada de la tienda se tambaleó y sonó en un dulce repiqueteo. Las luces de colores que auspiciaban un Diciembre no muy lejano, destacaban sobre el blanco de la pared, en el fondo, aún bien resguardado de la vista de cualquiera, pero lo suficientemente destacable como para que lo vieras de refilón. Pero yo siempre había sido de los que se comían todo lo que veían con los ojos; de los que miraban todo como si fuera lo más maravilloso de la tierra. Hacía un tiempo que no salía de casa con mi hermana Sora, y la verdad es que las tiendas habían cambiado mucho sus decoraciones. Las calles de Myeong-Dong siempre me habían gustado por la diversidad que se podía encontrar ahí.

Mi hermana Sora, me tiró un poco del brazo, para que salieramos fuera, donde nos recibió una fuerte ventada, que casi nos hace caer de culo. El tiempo estaba loco, dentro de nada comenzaría a llover.

—¿No habían las bombillas que buscabas?—pregunté, mientras cubría el cochecito con el plástico, para que el niño no cogiera frío. Tenía muchas ganas e poder estar en un sitio tranquilo, así que le piqué el bracito a mi hermana y la guié un poco hacia un bar que había ahí, muy cerquita de donde estaba la tienda de las luces.

—Pues no. Ya no sé dónde buscar... Y lo peor es que GhunLye no vuelve a casa hasta el Sábado... No sé qué haremos tanto tiempo sin encontrar la bombilla de la lucecita para dormir... El niño no puede dormir sin. Miré a mi pequeño sobrino de año y medio, jugando con un peluchito de un bicho azul. Creo que era de Disney.

—Si quieres que le compremos una lucecita nueva para dormir, yo te la puedo pagar, Sora. Sé que vais algo mal de dinero... Y soy tu hermano, puedes pedirme lo que sea, ya lo sabes—le dije, pero ella negó con la cabeza.

—¡No! No de verdad, todo va bien; ya encontraré la bombilla, y si no, seguro que encuentro la forma de que se duerma. Puede que ya sea hora de que aprenda a dormir sin la lucecita esa.—Sonreí y asentí, mientras entrábamos en la cafetería, llamada “La Ballena Feliz”. Qué nombre más raro, pensé, pero era un nombre divertido. Al ver el cartel de la ballena sonriente, me vino a la mente el llavero del delfín, que había acabado siendo usada por mis llaves. Se me había roto el que tenía y había pensado que después de todo, en el fondo, me traía buenos recuerdos; después de todo, habíamos quedado en paz, ¿no? Nos sentamos y nos pedimos chocolates calientes y un croassant, para compartir. Yo había comido durante todo el día, y en aquel momento estaba bastante satisfecho en cuanto comida se refería. Empezó a llover en seguida, primero con un chispoteo suave, y luego al fin, con mucha fuerza.

Nos llegaron las bebidas y comenzamos a tomarlas. Eran las nueve pasadas, y desde el café se podía ver la torre del reloj, donde se suponía que habíamos quedado. Era una plaza situada en la mitad del barrio de Myeong-Dong, rodeada de tiendas de ropa de alta gama y donde bien cerquita había todo un surtido de restaurantes igualmente caros.

De todas formas, no pensaba ir. ¿Para qué, si sabía que me dejaría plantado? Aunque... ¿y si no? Baaah... ¡¡seguro que sí!! No estaría ahí, y si lo estuviera... ya hacía 45 minutos de la hora que me había dicho, así que ya se habría ido, ¿no? Miré a mi sobrino, que me miraba sonriente y lo cogí en brazos, para abrazarle y darle mimos. Hacía tiempo que no le veía, y le había echado de menos. Sora decía que muchas veces le ponía alguna actuación mía por la televisión y siempre que me veía por la tele gritaba: «¡Tío, Hyuk, tío Hyuk! Mami, tío Hyuk». Me moría de risa cada vez que me lo contaba.

Pasó un buen rato, y no sabía porque, pero no podía parar de mirar el reloj. No estaría ahí, ¿verdad? La lluvia no cesaba, sinó que al contrario, parecía incrementar.

—¿Te pasa algo, Hyuk?

—¿Eh?

—No has parado de mirar el reloj en toda la tarde.—¿En toda la tarde, en serio? No me había dado cuenta—. Y ahora parece que estés nervioso por algo, porque lo miras todavía más. ¿Has quedado con alguien?

—Puees... no... O eso creo...—Sora parpadeó, extrañada.

—¿Cómo que eso crees? Estás muy raro, hoy, Hyuk—Me dijo, mirándome de arriba a abajo, en ese gesto de “voy a saber lo que pasa sólo verte a los ojos... 3....2....1....”—. Te ha pasado algo con algun actor del nuevo drama ese, ¿verdad? Creo que me dijiste que era ayer cuando hacíais lo del evento de firmas... Hyuuuk, que te conozco, vamos, dímelo. Llevas todo el día muy raro, hermanito...—Me puse de morros... siempre lograba ver lo que fuera en mí—. Eres tan torpe que seguro que sin darte cuenta molestaste a alguno y se enfadó contigo...—Agaché la cabeza... Seguro que leía la mente, no podía ser que supiera aquello—. Hablé con HeeChul, y me contó lo de... tu supuesto amigo.—Ah, claro, eso tenía más sentido... ¿¡Pero qué!? Aixx...—. ¿Entonces voy bien, no? ¿Y ahora qué pasa que miras tanto el reloj?—Miré de nuevo el reloj... ya eran las 11, pronto saldríamos de ahí porque era muy tarde. Aún llovía a cántaros.... ¿Y si estaba esperando?

—Quedamos como amigos, y hoy habíamos quedado... Bueno... no exactamente como amigos... de hecho, creo que me tiene mucha manía, por eso creo que en realidad no ha ido y quería que fuera y le esperara.—Sora me miró, negando con la cabeza.

—Eres un caso.—Me debió ver comprovando de nuevo el reloj—. Andaaa... ve. Ve y comprueva que no esté, que como te esté esperando bajo la lluvia... Yo he quedado con mamá cerca de aquí, así que no te preocupes por mí, luego vete a casa, ¿si?—De verdad que mi hermana era increíble; era mi mejor confidente, siemrpe lo había sido. Asentí con la cabeza y dejé al pequeño en su cochecito, aunque tiró de mi camiseta y casi se me lleva. No quería que me fuera y se puso a llorar. Sora me dijo que no me preocupara y fuera, mientras se inclinaba hacia delante y trataba de calmar el niño. Salí corriendo de la cafetería, abriendo el paraguas sólo al salir.

Apreté a correr y me resbalé un par de veces sin llegar a caer. ¿Y si me estaba esperando? Al fin llegué a la plaza, loco perdido. Estaba sin aliento cuando busqué con la mirada por todas partes. Creía que no estaba y empezaba a sonreír por no haber dejado plantado a nadie, (aunque, ¿quien esperaría tres horas bajo la lluvia? Nadie, ¿verdad?) cuando lo vi a lo lejos, todo acurrucado contra una farola, muerto de frío, empapado hasta la médula, chorreando como una fuente. Parecía más bien una estátua, algo más del paisaje, y por eso me había costado tanto tiempo encontrarle.

Mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda.

Siempre la cagaba, al parecer. Salí disparado hacia su dirección, me resbalé con un plástico que había tirado por ahí, con mi paraguas volando por lo alto,  y acabé agarrándome de sus hombros con ambas manos, y mi pecho pegado al suyo, con el corazón bombeando rápido del susto de haber estado a punto de estampar mi cara contra el suelo. Creo que se dio un golpe en la espalda contra la farola. Mea culpa, todo mea culpa. Tuve su cara a escasos centímetro de mi durante unos segundos, en los cuales, me quedé viéndole los ojos, azules como el cielo, pero donde brillaba algo que me atemorizó al completo. Me separé de él al mismisimo instante.

—Lo siento mucho... Yo... No pensé que estuvieras esperando de verdad....—Tragué saliva, agachando la cabeza, atemorizado de verdad por lo que venía—. Es que... ¡lo dijiste todo por tú cuenta y no te esperaste a mi respuesta si quiera! Y claro... yo no sabía si si o si no, y además... pensaba que no vendrías, que lo harías para reírte de mí... Como eres así conmigo puees... ¿Dani? ¿Estás bien?

Paraguas de Hyukkie:

avatar
Lee HyukJae
Male Idol

Masculino Mensajes : 62
Edad : 31
Empleo /Ocio : Cantante y bailarín
Humor : Happy as always

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Daniel Chae el Jue Sep 12, 2013 6:31 am

-Estaba acurrucado muerto de frio, tan solo llamaba mi atencion el bao que salia de mi boca al respirar; observaba el humo acariciandome los brazos despacio al estar entumecido-; ¿Pero quien me manda a mi a esperar a...a..achus!!; ese imbecil... cuando ponga mis manos en el se va a enterar; se acordara de Daniel Chae toda su.. achus!!, ¡¡joder!! toda maldita vida... -dije enfadandome aun mas yo solo al no poder ni acabar una frase sin estornudar-. ¿Y asi piensa que sere su amigo? que siga soñando.. maldito inutil.. -dije enrabietado a mas no poder, apretando mis dientes con enfado aunque era dificil cuando se esta temblando de frio y te castañean-. ¿Pero que cojones?, ¿por que sigo aqui sentado? esta claro que ya no va a venir joder... -movi la cabeza para retirar un poco mi pelo de la cara que solo hacia chorrear y mojarme mas si es que podia ser posible.

Trate de levantarme, juro que lo intente pero era imposible, tan solo consegui colocar mis pies en el suelo sintiendo un escalofrio que recorria todo mi calado cuerpo por la fria lluvia mientras maldecia e insultaba a Jae una y otra vez-; Y para colmo se atreve a decir que le llame Hyung... ¿pero que se cree? este... este quiere matarme..esta claro.. tsk... pues no va a salirse con la suya, no seño no va a... -en ese momento note como alguien chocaba contra mi, mas que nada porque mi cuerpo se inclino un poco hacia delante al sentir el pequeño empujon y peso con el que no contaba; esa... esa voz... no... no podia ser que para colmo ahora apareciera... maldito incompetente... ¿es que se queria reir de mi?.  Que si que si lo se, no me aclaro, lo cierto es que queria que apareciera como para decir que ahora no deseaba aquello pero joder!! no!! ya no!! ¿para que?, queria que apareciera a su hora, ¿es que tan dificil era de entender y hacer?; en fin.. ahora me debatia en si matarlo ahorcado o si le daba una de mis patadas apartandome para que chupara suelo-.

T...t...t...tu..tututu...tuuuuuuu -dije cuando mi voz por fin pudo salir de mi garganta aunque de manera irregular, temblorosa entre el frio y el rencor que ahora mismo sentia, pues tal era el resentimiento que tuve fuerzas para apartarme con brusquedad moviendo los hombros para retirarlo de mi-; no te atrevas a tocarme... ¡¡tuuuu, capullo!!, pense que quedo clara a... ¡¡a..achus!!... tsss... a la hora que dije, te dije que... ¡achus! ¡¡achus, achus!!.  ¡¡¡ahhhhg!! crei haberte dicho que a las nueve aqui -me levante encarandome a el al ponerme frente a este-; ¿es que estas loco? ¿tu que piensas, con el culo o que imbecil? ¿es que... es que quieres matarme? -dije atreviendome a darle un par de empijones con dos de mis dedos una de las sienes-. Hyung dice, ¿que te llame que?, te dije que aqui ¿cierto? ¿para que querria dejarte tirado? me debes una comida ¿recuer... -en ese preciso instante la cabeza comenzo a darme vueltas y corte la frase llevandome con elegancia los dedos pulgar sobre su mejilla e indice y corazon de su mano derecha sobre su sien algo ido-.

¡¡No me toques!! -respondi agresivo al retirarme nada mas notar su contacto-, ¿como quieres que te... quiero decie que quien te llamaria asi? ¿en serio hay gente que lo haga? yo flipo... pero si ni tan siquieras sabes cuidarte de ti mis... de ti mis...mo -al acabar la frase me vine abajo cayendo al frente; lo que yo me pregunto es.. ¿como no me habia pasado antes? menuda la mojada que habia cogido en cuestion de 3 horas bajo la lluvia, moriria de pulmonia lo estaba viendo venir, pero lo peor es la verguenza, si, eso es, creo que la verguenza ahora mismo me superaba al verme sujeto por el haciendole desequilibrar incluso; no... no era posible, a pesar de todo.. me estaba sujetando ¿de veras?; si hubiera sido yo aseguro y confirmo convencido de ello que me habria apartado sin pensar y dejado que se rompiera los dientes pero en fin, me hizo un gran favor, todo sea dicho porque si me hubiera roto algo de mi cara lo encadenaria a mi hasta que consiguiera dejarme perfecto y ni que decir tiene que las torturas diarias serian obras de arte comparadas con lo que habia pasado ya aguantandome si era lo que pensaba. Di un paso al frente al haber desequilibrado un poco a Jae haciendole retroceder un par de pasos, quedandome la cabeza contra su pecho donde la deje unos segundos para acto seguido alzarla y poner mi frente en su hombro; tenia frio, ¿que carajos frio? estaba helado, empapado, incomodo, despeinado, temblaba, me encontraba fatal, mi imagen era horrorosa y se habia ido al traste ya hacia unas.. si unas dos horas y media aproximadamente cuando empezo a llover y por si todo eso fuera poco estaba sin fuerzas, el dia anterior no habia comido nada debido a lo ocurrido con este mismo... como nombrarlo, dejemoslo en tipejo, si, sera mejor.. y ahroa estaba sin comer desde que habia desayunado ya que se me ocurrio la genial idea de no probar bocado para cenar a lo grande.. si es que.. ya me valia a mi tambien.

Me sacaba de quisio, joder... ¿es que aun asi me veia bien? no fastidies...¿sera palurdo el tio?. Mi interior ardia al oirle a la vez que mi estomago ya se lamentaba del hambre que tenia; ¿por que? ¿por que a mi? ¿por que me tocaban siempre los inutiles? que rabia... nada mas apartarme comence a caminar como un zombie tratandome de alejar-, me largo, sera lo mejor, si si si, porque sino me veo en la carcel y tras los barrotes no podria cantar en los escenarios con el grupo, no podria haberles eso.. el asesinato debe ser pemeditado y muy bien planeado, si, eso es Dan... tooooodo a su debido tiempo... tsk... como te odio Jae.. te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio... ¿ha quedado claro? bien pues... te.. ¿a quien quiero engañar, le odio pero necesito calentarme un poco... sera mejor ir a por un cafe, es la mejor idea.. -hablaba solo en susurros constantes caminando de manera extraña ya sin notar si llovia o no, mi cuerpo aun temblaba mas y mi cabeza comenzaba a querer estallar del calor que sentia emanar de ella; anda ya... ¿es que encima iba a enfermar ahi? ¿que mas podia pasarme?...; pase por su lado como alma en pena-, tomare un cafe porque asi no puedo conducir, ya puedes irte a casa... ya no quiero cenar, estoy enfadado.. -dije con rabia y arrogancia sin perder mi poco porte que me quedaba al encontrarme para tirarme al vertedero-; maldito Jae, como te odio, te odio, te odio y vuelvo a tepetir que te odio con todas mis ganas -susurraba algo ido ya que la fiebre solia hacer estragos en mi, aunque no solia enfermar demasiado con ella.

Sin aviso de ningun tipo me pare y apoye sobre un escaparate de una tienda ya cerrada, cerca de un edificio donde sabia que habia maquina de cafe, ¿como no saberlo? era el mirador mas famoso, tan solo tenia que subir 3 escalones, empujar la puerta de cristal y llamar al ascensor para subir a la 4ª planta; luego me lo tomaria relajadamente en la ultima disfrutando de sus vistas, sorbo a sorbo algo calentito para mi emtumecimiento y ya por ultimo volvera a casa como si no hubiera pasado nada, me daria una buena ducha, me pondria mi pijama tras arrasar con media cocina mientras los demas duermen y a descansar, solo eso ¿que facil se ve cierto? pero... me da a mi que lo dificil va a ser hacerlo y..-Ainsss..., que mal me encuentro -susurre con un suspiro mirando a la puerta, tan cerca de mi donde me apoyaba y soñaba despierto y a su vez tan dificil de lograr llegar a ella; tambaleante como si estuviera borracho me separe y arrastre mis pasos hacia esta aunque lo que mas agradecia era que la calle estuviera desierta, a saber que publicarian antes del amanecer si fuera preciso la maldita prensa porqueria como yo le llamaba, ya que estaban deseando ver algo para publicarlo a su bola y como les viene en ganas. ¿Que me pondrian? Maknae de Dalmatian borracho perdido dando tumbos por la calle sin poder con su alma, ¡o no! ¡mejor aun! seguramente se tomaran el libre albedrio de decir no que estaba casi en coma etilico sino que me habia chutado de todo hacia poco tiempo y aburrido de mi vida muy posiblemente lamentandome de toda ella por razones poco comunes y logicas me iria a morir de una sobredosis bajo un asqueroso y putrefacto puente, pero joder... ¡¡venga ya hombre!! menudas mentiras.. en fin, lo que se podia sacar de un poco de fiebre o eso es lo que pense al principio... hasta que empece a darme cuenta de todas las paranoias hasta ahora pensadas y... jolines... la cabeza me iba a estallar, la fiebre tenia que estar a 1000, de esta no salgo, estoy seguro-.
avatar
Daniel Chae

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Lee HyukJae el Vie Sep 13, 2013 1:47 pm

Tragué saliva muy nervioso, cuando le escuché hablar con ese tartamudeo algo inteligilble. Aunque calramente era un “Tú”, salido dal alma misma. Me quedé callado, ya que vi en sus ojos la furia misma, en rojo vivo. Sabía que una persona así, en ese estado, era muy dificil de calmar, porque mi hung de Super Junior era muy parecido a él en cuanto a carácter se refiere. Me separó de él con un brusco de los hombros y yo hice un puchero como respuesta. Me odiaba, si antes no lo hacía, ahora sí.

—D-dani, cálmate, ¿quieres?—Mi mayor temor siempre había sido aquél: caer mal a alguien, o que me odiaran. Y en aquél instante, super que tenía delante a la primera persona con la que me ocurriría. Mi miedo se hacía realidad, sin que yo pudiera pararle los pies. Si más bien alguna vez había tenido algún problema con alguna persona, mi personalidad brillante y alegre había apaciguado a la otra persona y se habían llevado bien, pero al parecer, lo que odiaba Dani de mí, era precisametne aquél detalle. Y bueno, muchas otras cosas más, tal vez, pero en eso ya no lo llegaba a captar. Lo que sabía, es que había echado a perder una de las pocas oportunidades que tenía de hacer que Dani me perdiera algo de la manía que me tenía. Miré hacia el suelo, mientras le escuchaba, muy apenado. Tenía todo el derecho a enfadarse, hasta yo lo habría hecho. Tres horas debajo de la lluvia, pobrecillo... Y yo en un bar tomándome un chocolate caliente, si es que tenía narices.

Me dio unos toques en las sienes con dos de sus dedos, de forma agresiva, pero yo no me inmuté; mantuve la mirada hacia abajo, mordiéndome el labio. Ya me había vuetlo a insultar... aunque esta vez, estaba en su derecho. Su siguiente frase quedó interrumpida por un bajón que le dio. Llevé mis manos a su cara, en un acto impulsivo para verle bien la cara, apartándole la mano que tenía sobre la frente y colocarla sobre su frente.

—¿¡Dani!? ¿Estás bien? L-lo siento, yo p-pensé que lo harías para reírte de m...—Mi mano no llegó a ponerse sobre su frente para calcular su temperatura corporal, me apartó de un manotazo con un “¡no me toques!” que me dejó muerto. Lo siguiente que dijo me hizo muchísimo daño... porque tenía razón, sobre todo después de haberle fallado a mi dongsaeng por ser tan descuidado... ¿Por qué lo habría hecho? No tuve tiempo de pensar más en ello, cuando le vi caer hacia el frente, como a cámara lenta. Le agarré de los hombros, anchos como el tronco de un árbol, su cabeza cayó tocando mi pecho, debido a su inclinación al caerse. Yo trastabillé varios pasos hacia atrás e hice más fuerza para lograr  que no cayera al suelo. Apoyó su cabeza sobre mi hombro al cabo de un rato, y yo me quedé viéndole unos segundos, preocupado.

—¿Dani?—La lluvia aún caía sobre nosotros, pero debido a la situación extrema en la que me encontraba, no me había puesto a pensarlo siquiera. Yo ya estaba empapado, aunque no caía tan fuerte como antes. Mi paraguas-pingüinito estaba aún por el suelo, rodando con su cara de inmensa felicidad en el rostro. Pasé mis brazos alrededor de sus hombros en cuanto noté que temblaba de frío. Le froté la piel que tenía al alcance, temiendo, sin embargo, que en cualquier momento me alejara de él con un empujón que me dejara con el culo en el suelo. Porque si me empujaba, estaba seguro de que usaría toda su fuerza en ello. Porque me odiaba; de verdad lo hacía. Traté de darle todo el calor del que era capaz, con otra de las manos logré tocarle la frente. Estaba ardiendo, debía tener la fiebre por los nubes. Me preocupé muchísimo. Le aparté algunos cabellos que tenía pegadas en la frente y traté de hablarle.

—Dani... Creo que deberíamos llevarte al hospital... Prometo que otro día te invitaré y me esperaré yo todo el rato que tú quieras... ¿vale? Venga, colabora un poco, ¿si? Pesas un poco para mí—Le dije, cuando escuché el rugido de su estómago, feroz como nada. Madre mía, pobrecito. Tenía un hambre descomunal. Cada vez me sentía más mala persona. Normal que me odiara, normal... Yo también odiaría a alguien que me ha hecho eso... Bueno, miento, como mucho me sentiría resentido, pero seguro que luego le perdonaría... Pero en cambio... Dudaba mucho de que Dani me perdonara aquello...

Me soprendió cuando se levantó de golpe y comenzó a andar a paso zombie hacia algún sitio.

—¡Espera, Dani, no puedes ir solo, debes ir al hospital a que te miren!—exclamé, me dirigí corriendo a buscar mi paraguas del pingüino feliz, pero no me cubrí con él, seguí a Dani, que parecía que fuera a caer en cualquier momento y le cubrí a él, aunque bien mirado, cubrirle en aquellos momentos, no haría nada, ¿no? De todas formas lo hice, no sé por qué si no tenía sentido—. Si no quieres ir al hospital, te puedo acompañar a tu casa... De verdad Dani, debes ir algún lugar, por favor, ¡escúchame!—dije, algo desperado. Sólo quería que me escuchara, que me mirara y se dejara ayudar, porque había sido mi culpa, ¿no? En el fondo, esperaba que se me girara y me soltara algo como “ahora me vas a ayudar tú, me vas a llevar a mi casa y ahsta que no se me baje la fiebre no te mueves de  ahí, y me importa bien poco si te espera alguien en algun sitio”, pero no sucedió, y eso me desesperó más si cabía. Necesitaba ayudarle, no podía dejarle ahí.

Habría podido hacerlo, tan solo habría tenido que dar media vuelta y volver sobre mis pasos. “Si estaba, no le vi”, le diría a mi hermana, y ya estaría; al fin y al cabo, él me había odiado sólo conocerme, ¿no? ¿Qué ganaba quedándome ahí? Pero bien sabía yo que eso sólo eran meros pensamientos pasajeros. Yo jamás abandonaría alguien en u estado a su suerte, por mucho que me odiara. De hehco, justamente por el hecho de que me odiaba, deseaba quedarme y estar con él, tal vez en el empeño de demostrarle que yo era alguien que valía la pena. No quería que siguiera ese trato tan horrible hacia mi persona, deseaba que me tratara con un mínimo de respeto.

Le seguí hacia donde iba y vi que paraba en un escaparate, apoyándose en él, con el alma en los pies. Me acerqué corriendo (por poco me resbaló de nuevo, pero por suerte supe mantenerme en pie) y le hablé de nuevo, tratando de persuadirle.

—Dani, venga, vamos. Apóyate en mí si lo deseas, ¿eso te ayudaría?—Me fijé en que estaba mirando a un punto concreto. ¿El mirador? Pensé entonces en las opciones que teníamos... No había muchas, la verdad... La lluvia seguía y no parecía querer parar, el muchacho estaba medio desmayado, calado hasta los huesos y yo sólo tenía un paragüas de un estúpido pingüino sonriente. Me había dejado el móvil, ¿verdad? Comprové mis bolsillos... ¡Ah, pues sí! Qué genial... Me lo había dejado... Le vi volverse a poner en marcha, y aunque él no quisiera, cogí uno de sus brazos con determinación y lo pasé por mis hombros. Seguidamente, pasé uno de mis brazos por su espalda, cogiéndole del costado. Jolín... si que era ancho el chico... normal que me hubiera costado agarrarle, mi brazo a duras penas abarcaba su cuerpo. ¿Pero qué les daban a los chicos de ahora? En mi época no se crecía tanto... En fin...

Andé cargándole hasta el mirador y me quedé un rato sin saber qué hacer, cuando recordé que arriba había algunas máquinas de comida. Lo primero era que comiera algo, necesitaba comer, eso seguro. Entramos en el edificio, y me relajé al notar que ya no nos mojábamos. Le miré y supe que no sólo no se encontraba mejor, sino que fuera posible que se encontrara peor aún. Suspiré, con la espalda algo adolorida por el peso que estaba cargando (los años ya empezaban a notarse) y andé hacia el ascensor. Toqué el botón para que bajara y mientras esperábamos, le miré de refilón. Cerré el paragüas como pude y lo colgué de mi pantalón, atándolo a la cinta tejana de mi cinturón.

—Dani... Lo siento muchísimo, pequeño...—Le susurré, casi al borde del llanto. Estiré la mano que no le agarraba del costado y le aparté algunas gotas de agua, con mano temblorosa, estaba helado de frío, justo al igual que yo, que también había acabado empapado de arriba a abajo. Coprové la camiseta que lle vaba por dentro y noté que la parte de la espalda, al llevar la chaqueta, no estaba mojada, sino más bien seca. Algo era algo. Entramos en el ascensor y toqué el botón que marcaba 4, sabiendo que era la planta en la que estaban las máquinas de comida. El ascensor comenzó a subir, completamente normal, hasta que en algún punto, hubo un sonido como de apagón general. El ascensor, paró de sopetón, haciéndome trastabillar un poco. Yo me quedé estático y reí nerviosamente mirando a Dani.

—Sólo será un fallo de la electricidad, ya verás... Pronto... volverá a reiniciar la marcha.—Pero tras cinco minutos transcurridos, comencé a pensar que lo que decía no era más que una mera esperanza. El ascensor estaba atascado, y yo me había quedado con un enfermo dentro de ella. Genial mi idea de bombero había llegado a su punto álgido. Ideas locas comenzaron a cruzar mi mente, habiendo hasta la posibildad de que se me muriera Dani dentro del ascensor y al día siguiente me declararan asesino. Lo ayudé a sentarse meintras le hablaba—. Lo siento, lo siento, lo siento, lo siento...—susurraba—. Lo siento tanto Dani... Espera aquí sentado, voy a ver si hay la posibilidad de que salgamos de aquí.

Golpeé la puerta, con muchísima fuerza.

—¿Hola! ¿Hay alguien ahí? ¿¡Alguien nos puede oír!? ¡Nos hemos quedado atrapados en el ascensor! ¡Tengo conmigo a un chico que está con fiebre, por favor!—No hubo respuesta en ningún lado. Miré con desespero a mi alrededor, y busqué en los números de las plantas el botón de la campanita. Lo toqué varias veces pero no salió sonido alguno de ahí. Tragué saliva, verdaderamete asustado. Nos habíamos quedado ahí atrapados, no había más. Empecé a sudar como un pollo y miré a Dan. Tenía que intentarlo más, no podía dejar a Dani pasar mucho tiempo en ese estado... en un ascensor atrapado. Traté de separar las puertas con el otro botón, pero parece que el problema radicaba en la electricidad, no en el funcionamiento. Si era muy tarde... puede que hubieran cerrado el mirador... apagando hasta la... corriente eléctrica...

Mierda, mierda, mierda, mierda.....

Me giré a mirarle y me mordía el labio. Me senté a su lado.

—Dani... parece que no podremos salir de aquí en un buen rato... Ven—Le cogí del hombro que tenía más lejano y le empué contra mi cuerpo—. Estás muerto de frío... Ya sé que me odias pero.. En estos momentos lo mejor es que no me rechistes y trates de dejarte cuidar...—Busqué por mis bolsillos, ya que creía tener algun medicamento. Encontré varias pastillas, mojadas tambien, pero claro, si no había comido nada en mucho rato... Le miré de reojo y super que tenía que secarle.

Le aparté con suma delicadeza y me quité la chaqueta, para luego quiatarme la camiseta, muerto de frío. Con la parte seca de mi camiseta, le sequé un poco la frente y el pelo, para que dejara de chorrear agua. Me la volví a poner, a pesar de que estaba empapada y la chaqueta encima.... La verdad es que lo mejor sería que nos desnudáramos y nos abrigaramos con el otro, pero... eso no se lo tomaría a bien él, y además, sólo pensarlo me avergonzaba. Pero la verdad es que estar ambos empapados y muertos de frío no era bueno, agarraríamos mínimo una pulmonía. Volvía a agarrarle y a juntarlo con mi cuerpo, ésta vez abrazándole bien, y frotando sus brazos. Ya no estaba tan mojado en la parte superior, y traté de no tocarle mucho para no mojarle más la cara.

—Lo siento, Dani, pequeño—Le apoyé la cabeza en mi hombro y le acerqué la pastilla—. No tengo nada para que comas, pero es una situación extrema, debemos bajarte la fiebre, estás ardiendo, así que... Tomátela por favor...—No tenía agua, no tenía nada de nada.... ¿Qué debería hacer? ¿Podría tragársela así?
avatar
Lee HyukJae
Male Idol

Masculino Mensajes : 62
Edad : 31
Empleo /Ocio : Cantante y bailarín
Humor : Happy as always

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Daniel Chae el Dom Sep 15, 2013 4:04 pm

Jae.. dejame tranquilo.. ¿por que.. no me dejas en paz tio? no me encuentro nada bien -dije a duras penas pasando el brazo por sus hombros; entre en el ascensor con la ayuda de el aunque estaba claro que casi no podia conmigo.. ese chico.. se veia muy, muy, demasiado delgado.. seguro que no habia pisado un gimnasio en su vida; ¿pero que carajo hago yo ahora pensando en eso?, por mi como si quiere estar en huelga de hambre... manda pantalones, desde luego si que hace estragos en mi algo de fiebre, por suerte no suelo tenerla y... joder.. menudo rollo, mejor me callo a mi propia mente..- o acabara por explotarme la cabeza y no podre molestar a Jae.. -¿uy? eso lo dije en alto ¿verdad?.. me da a mi que si, pero total.. no se coscara seguro, ese chico es lerdo del todo y ni tan siquiera sabe de lo que hablo, a parte que.. ahhg!! ya basta!! stop!, me grite a mi mismos subconsciente.

Cuando el ascensor paro tan repentina y bruscamente no di un traspie porque ni me dio tiempo, simplemente me vine hacia delante de golpe, poniendo las manos en acto reflejo a los lados de la cabeza de Jae al haber caido hacia delante-; Tsk... -fue lo unico que me salio de los labios alzando la mirada viendote de muy cerca, demasiado para mi gusto asi que separe el rostro apoyando mi frente en el hombro de este-, todo esto es culpa tuya... que lo sepas. Oye... Jae tio.. me encuentro fatal.. -susurre sobre su hombro dejandome caer al ceder mis brazos cansado, presionandolo mas contra el ascensor teniendolo entre este y yo. Acto seguido me gire pesadamente para acabar a su lado con la espalda pegada a la pared del ascensor girando la cabeza para mirarle, dejando que me ayudara a sentarme permaneciendo alli observandole-; esta.. bien...

Tio.. ya es muy tarde ¿crees que habra alguien?; ¿sabes?, existen dos posibilidades que hayan podido provocar este fallo:
1. Un corte en la electricidad
2. Que hayan cerrado el mirador
y creeme que si es la segunda la hemos cagado a base de bien, porque.. hasta mañana no lo abrira y yo me encuentro fatal por si aun no te habias percatado de ello;
-claro que se habia enterado!! ¿o quizas no?, joder Dan.. todo el mundo se daria cuenta aunque.. es Jae de quien hablamos.. el mismo que te ha dejado 3 horas bajo la lluvia esperando y luego se atreve a aparecer para acabar de joderte y aguarte nunca mejor dicho el dia-.¿Pero quieres tranquilizarte chaval?, que mosca te ha picado? no grites por favor.. me duele la cabeza.. u.u; Tsk... ¿que parte de que si no hay luz no funciona nada.. mm.. Jae? -palurdo, si si, eso es lo que iba a soltarle, el problema es que ni gana de buyas tenia con ese malestar, ahora mismo ni tan siquiera era yo.

Anda no me digas... no me habia dado cuenta de e... -mis ojos se abrieron mucho al notar como pasaba su brazo por mis hombros y tiraba de mi, cayendo como si un pelele fuera hacia un lado; si vale... la escena seria en plan parejita de cine o viendo los fuegos artificiales de alguna fiesta con el chico o la chica que te gusta ¿no?... pero sin embargo estaba pasando ahora, todo era tan confuso en mi mente.., aquello me sorprendio pero aun asi no protestaria, no estaba nada bien y ¡¡madre mia!!, ¿que habia sido ahora de Daniel Chae? ¿de ese Dan que odia a los super junior? ¿¿que hace apoyado sobre el hombro de uno cual parejita feliz??; no dire que me he vuelto rematadamente loco porque la fiebre se habia apoderado de mi, si eso es, de otra manera no lo habria tolerado y mucho menos en los brazos de ese... ¡¡imbecil!!. Lo dicho, cai a un lado quedando apoyado contra el, con mi mejilla en su hombro lo cual me hizo gruñir levemente ¡¡¡¿que?!!! tenia que quejarme un poco no?; en fin... mentiria si negara que un cosquilleo recorrio mi estomago y todo mi cuerpo con una sacudida, no se di fue por el contacto.. porque ambos estabamos empapados ¡¡por supuesto!! ¿que mas podria ser ese escalofrios? Tsk...; o quizas por la fiebre.. ¿verdad?. Con pesadez deje caer despacio la cabeza llegando a apoyar la cabeza sobre su pecho, escuchando su corazon ¿o era el mio en el cuello?, bueno es irrelevante la cosa supongo..

Tsk... callate un poquito tio... -tije poniendole la mano en la cara cogiendosela en su gran mayoria con mi mano abierta empujandole un poco, maleducado; es verdad, joder estaba malo y el tio mareando, que mania de rajar, es que no sabia que es mucho mejor quedar en silencio si no tienes nada interesante o importante que decir que estar soltando chorradas tras chorradas?; y mi mano callo, callo rapidamente dandole un manotaco en la pierna, joder.. que cerca estuve de dejarlo seco alli mismo, pero por primera vez no fue queriendo, no habia sido mi intencion pegarle de esa manera, solo se me cayo el brazo; abri los labios para hablarle mirandole cuando ni tan siquiera las palabras saliendo de mi garganta; joder! queria disculparme por una maldita vez!, pero no, parece que no iba a poder ser ya que tal como alce la cabeza para mirarle se me volvio a caer como si mi cuerpo quisiera desmayar, pegando la frente en la mejilla de el. Contacto, dulce contacto.. fue lo unico que evito que desmayara-; se me cayo sola.. no quise darte el golpe... -susurre tratando de que sirviera como disculpa para despues retirar la cabeza para apoyarla por fin en un punto fijo, su hombro, y he de decirlo todo, gracias a el que me la apoyo literalmente aunque claro en voz alta no me escucharia agradecerlo o admitirlo, evidente ¿cierto?-. Esta bien.. esta bien no me quejare.. -respondi-.

¿Uhm?... s...si Nya.. esta bien.. -movi un poco la cabeza empezando a delirar, pues mi temperatura normal era baja, un poco de fiebre sin cogerla a tiempo era peligrosa, solo que ese detalle no lo dije.. mas bien ni tan siquiera yo lo conocia-. Tanya... Tanya.. -susurre para luego abrir los labios notando la pastilla; juraria que era ella.. si tenia que serlo y como se suponia que me tomaria la pastilla sin agua?, hice una pequeña mueca al notar la pastilla, con cara de asco para seguidamente alzar mi mano posandola en su mejilla, acariciandola subiendola un poco para enredarla en sus cabellos inexistente ahora-; dejatelos sueltos... te hace mas bonita.. -susurre; no, como veis no estaba en mis cabales pero pronto estuve en mi maximo explendor, pues me habia lucido, si señores, como lo cuento, pues lo siguiente que ocurrio fue atraer la cabeza de Jae hacia la mia al tirar suave de el alzandome y pegando mis labios con los ajenos, abriendo mis labios y obligandole a el a hacerlo pudiendo al fin tragar la pastilla al beber un poco de el. Ajam.. ajam.. como os quedais eh? eh? bien pues os dire como me quede yo... Esos labios no eran los de ella.. ese seguro no era su sabor ademas.. no era su olor.. ese embriagador y dulce a frutas frescas.. a flores.. no estaba, sino que la sustituia... un momento ¿colonia de hombre?. Abri los ojos mirando a Jae, que lo cierto la cara que se le quedo no podria describirla jamas, ¿y que hice?.. no no, no le rompi la cara ni le proteste, cosa que en situacion normal habria hecho porque aunque hubiera sido yo me importaba un bledo; sin embargo... me quede mirandolo unos segundos y solo pude echarme a reir-; ¡anda ya!, no tio no... -rei echando la cabeza a un lado apoyandola en la pared moviendola. ¿Pero de que cojones me reia? ¿seria carajote?, habia metido la lengua en la boca de Jae, ¡¡¡de Jae macho!!!... y me reia.. ¡¡ohhhh siii!!, la fiebre me estaba afectando y a base de bien porque ni reaccione coherentemente, simplemente me quede ahi mirandole de ladillo a duras pegas al ni tan siquiera tener ganas de moverme-. Estamos jodidos.. -dije viendome el panorama y que no saldriamos esa noche de ahi... si leches, aun tenia mis momentos de lucidez..

Cuando salga de ahi subire a lo mas alto y me lanzare del mirado, si eso es, la solucion perfecta, avisare a mi hermana y le confesare mi amor por ella.. seguro que lo entiende y sino ya Dan no existira cier.. ¿pero que digo? fiebre hija de puta que ni tan siquiera me deja estar tranquilo con la mente en blanco sino que me mareo y por cierto.. ahora con quien hablo? tsk... claro Dan contigo mismo.. seras idiota; -suspire soltando aire agobiado del calor que comenzaba a sentir en la cabeza, dolia y para colmo estaba con el cuerpo helado asi que.. verguenza a parte, total mi ego y orgullo estaba destruido, ese si que se habia lanzado sin paracaidas desde lo mas alto del cielo desde un avion para espamparse contra el asqueroso y duro suelo cuando bese a ese imbecil, porque no tenia otro calificativo.. ¿quien le manda a aparecer, es mas, quien le manda a seguirme?. Cuando saliera de alli, si es que salia de esta claro esta.. porque por el camino que voy... bueno que no me lio, que si consigo salir de esta me encargare de que este cabeza hueca no diga nada como que me llamo Daniel. Oye Jae... tengo frio.. -temblaba y lo primero que hice fue pegarme a el y como si un niño pequeño abrazara a su miadre pidiendole atencion y cariño pase mis brazos por el aprovechando que lo tenia sentado a mi lado, quizas medio petrificado tras lo ocurrido pero estaba, asi que le rodee con mis brazos en un abrazo de oso y pose la mitad de mi rostro en su pecho, pegadito a el con la intencion de conseguir algo de calor o pronto estaria frito y listo de papeles-.
avatar
Daniel Chae

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Lee HyukJae el Lun Sep 16, 2013 4:35 pm

Me dio un golpetazo con la mano que casi me deja seco, sin embargo, no producí sonido alguno. A la segunda sí que lo hice.

—¡Auch! ¡Dani, estáte quieto, jo!—le rechisté, ya algo molesto, aunque luego me quedé boquiabierto al escuchar su medio disculpa... Porque al menos trataba de decirle de que no lo había hecho expresamente, ¿no? ¿O lo estaría diciendo con sarcasmo? Como no supe entender aquella acción, no hice comentario alguno, tan sólo hice un «Hum» y ya; de hecho, si me había dado un golpe es porque quería que me callara, ¿no? Pues ale, ahí lo tenía.

Me extrañó aquel raro murmuro, no sonaba como algo que dijera Dani habitualmente... y menos hacia mí o para mí. Lo más probable es que estuviera delirando por culpa de la alta fiebre. Pobrecillo... Estiró una mano hacia mi pelo, mientras me llamaba Tanya...(¿esa no era su hermana? Tal vez lo recordara mal, porque no era normal lo que hizo después de hablarme como si fuera ella. Me acarició la mejilla suavemente con la mano que había estado sobre mi pelo y antes de que pudiera notarlo, me atrajo hacia él y juntó sus labios con los mios. No sabría si llamarlo beso o no, pues los besos se dan por amor y estaba seguro de que Dani sentía de todo menos amor por mí, pero es que de hecho, no había otra forma de llamarlo. Decir que se comió mi boca era poco decir, metió su lengua en ella como si no hubiera otra cosa que hacer en la vida, incluso succionó un poco llevándose... bueno, diremos líquidos y noté cómo se tragó la pastilla, ya que vi su nuez subir y bajar.

Sin embargo, a eso no le presté demasiada importancia, más bien estaba pensando en ese extraño revoloteo interior al recordar el tacto de sus labios y el sabor de su lengua. ¿Qué me estaba pasando? Tenía frio tal vez... al fin y al cabo, estábamos empapados de pies a cabeza y el contacto había sido muy rápido y sorprendente. Sería eso... Pero me quedé estático durante unos segundos, viéndole a los ojos directamente, sin decir nada, pues él seguía mirándome. Al igual me pegaba, encima, y me daba la culpa a mí... Pero me sorprendió en demasía cuando estalló en risas exageradas.

—B-bueno... te ha servido para tragarte la pastilla.... ¿no? Lo... has hecho por eso... ¿cierto?—Le miré de reojo, recordando de sopetón que no quería que hablara—. Lo siento...—susurré, y me cubrí la boca. La verdad es que me costaba bastante no hablar cuando estaba con alguien, estaba demasiado acostumbrado, ya que solía ser MC en algunos programas, y la verdad es que me costaba no hablar por los codos. Me quedé en silencio largo rato, sonriendo levemente al notar que se me acercaba de aquella forma, acurrucándose contra mi escuálido pecho. Parecía que por muhco gimnasio que hiciera y mucho múculo que pillara, mi masa corporal seguía siendo la de un hombre delgado como un palo. Y eso que cada día me ponía las botas de comer guarrerías u otras cosas. Sus brazos estaban ahora dándome un abrazo de oso, más bien parecía que me proporcinaría más calor él a mí que yo a él. Pero me moría de frío por arriba.

—Oye... Dani... Sé que te parecerá una idea loca... pero tenemos la ropa mojada y así vamos a pillar una pulmonía. Al menos quitémonos la parte de arriba y... tal vez los tejanos y... juntémonos mucho—Sí, mejor decir “juntémonos” que “abracémonos”—. De esa forma adquiriremos más calor, puesto que habremos eliminado la fuente del frío. Al igual si ponemos la ropa bien estirada, logramos que se seque dentro de unas horas—dije, tratando de convercerle, pues de verdad que me estaba helando, y ya temblaba como un pelele—. ¿Dani?




Creía que nunca sucedería, pero pasó. Me había quedado dormido apoyado en la pared metálica y fría del ascensor, ya sin temblor alguno, abrigado por el calor del otro. La puerta se abrió de golpe y un hombre uniformado abrió la puerta. El ascensor había descendido al piso inferior y las luces había vuelto a encenderse, pero ni cuenta me había dado. Parpadeé varias veces y me desperecé, sintiendo un cuerpo contra el mío, me sobresalté un poco y me giré a mirarle.

—D-dani... Levántate, venga, vamos, que ya nos podemos ir. ¿Cómo te encuentras?—Luego miré al hombre que estaba ahí, con cara de susto y le expliqué lo sucedido; nos regañó un buen rato y luego me levanté saliendo del ascensor y observando cómo andaba Dani, a ver si ya estaba mejor. Aún me sentía algo incómodo por ese beso que me había dado para tomarse la pastilla, sin embargo, prefería no hacer comentario alguno sobre el tema, ya que presentía que no se lo tomaría muy bien, a parte de que tampoco me apetecía sacarlo. Además, ¿él lo recordaría si quiera? Negué un poco con la cabeza y me traté de situar un poco. Aún tenía el paraguas del pingüino colgando de mis pantalones. Lo desaté y lo cogí con la mano, ya que sino me pesaba. Estaba hecho un desastre y sólo pensaba en ir a mi casa, pero... Mire a Dani.

—¿Ne... necesitas que te acompañe a casa?—pregunté, tratando de evadir su mirada, ya que me sentía muy raro—. No me molesta hacerlo, ya lo sabes... Yo... de verdad siento lo que ha pasado, muchísimo... así que, prometo invitarte a algo la próxima vez y nunca, jamás de los jamases, volver a dirigirte la palabra, sé que es lo que te gustaría, ¿verdad?—Ésta vez le miré a los ojos, con una expresión en la cara entre de vergüenza, arrepentimiento y tristeza ante lo que decía, sabiendo que era bien cierto. Sí, de seguro le haría feliz aquello; me rendía, me estaba rindiendo. Daniel sería la primera persona que me odiara de verdad en toda la faz de la tierra. Me mordí el labio inferior y observé la torre del reloj. Marcaba las 6.00 de la mañana; menos mal que abrían pronto, sino...
avatar
Lee HyukJae
Male Idol

Masculino Mensajes : 62
Edad : 31
Empleo /Ocio : Cantante y bailarín
Humor : Happy as always

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Daniel Chae el Miér Sep 18, 2013 5:10 pm

Para tragarme la pastillas? de que hablas Ja... ah si claro claro la pastilla de antes, es que quieres que me la tragara solo? ¿sin agua ni nada? ni tu te lo crees y mucho mas dudo que fueras capaz; enm si si es por eso, anda descansemos un poco; sabes que.. esta me las vas a pagar con creces e intereses ¿cierto?; -y si, por si acaso aun se le ocurria dudar de ello yo se lo aclaraba y confirmaba apra que no hubiera duda ninguna que luego vienen los malos entendidos; ya veis asi soy yo, si señor, siempre claro. A decir verdad eso de decir verdad a veces da mucho problemas, lo digo por propia experiencia pero bueno, tampoco me habia ido tan mal con ella poque si ha habido que meterse en jaleo por eso yo no me he negado en ningun momento; lo que tengo realmente rpesente es que no se van a burlar de mi, nadie ni a quedarse conmigo, de eso nada, por encima de mi cadaver y a veces las cosas duele asi que existen dos opciones, aceptarlo o liarse al golpe, asi que el resto del mundo decide y yo seguire encantado...-

¿Que? tu te has vuelto completamente loco verdad? y e..-tosi-; .. y eso que el que tiene fiebre soy yo, no pienso desnudarme y abrazarme contigo Jae -dije claro y conciso, aunque pronto le note temblar de frio; antes... habia pasado su camiseta por mi para secarme y se la habia vuelto a poner, ¿pero es o no lo que yo digo? ¡¡¡sera imbecil!!!, solo se le ocurria a el hacer algo semejante, tsk.. lo que yo diga, esta majara y estar aqui encerrado es peligroso para mi, ahhg, pero quien me manda a enfermar cuando esta cerca ese.. inutil!!-. Aishhh!! esta bien esta bien pesado, lo hare... -dije sin protestar demasiado ni gritar; muy a mi pesar me despegue de el y me quite la camiseta mirando mis pies un momento; suspire y estornude para quitar mis botas y calcetines alzandolo con dos dedos viendolos chorrear; ¿pero como habia entrado tanta agua ahi?; en fin... -me encogi de hombros y los deje a un lado para levantarme tambaleante sujetandome torpemente, pegando mi hombro algo brusco encontrandome mal mal de vera, girandome como mejor pude pegando mi espalda, sintiendo un escalofrio por la fria pared del ascensor y me desabroche el pantalon quitandomelo sin mucho pudor-.

¿Asi mejor? -me abrace a mi mismo-; sigo teniendo frio Jae.. -dije exigente mirandole mientras me sentaba a su lado-. Bueno pues quitatelo tambien que debes estar helado, al menos nos daremos calor al pegarnos como dices.. -respondi esperando mirandote, alzando el culo para poneme bien los boxers un poco por el lado de las piernas al subirseme un poco-; aun no puedo creeme que este haciendo esto y encerrado contigo; ¿quien iba a decirme a mi que mi dia acabaria asi y por cierto.. cuando hara efecto la pastilla que me has dado? -dije algo penoso, incluso gracioso o como yo lo llamaria patetico, desde luego me estaba luciendo y bien, estaba seguro de ello. Gruñi levemente un poco molesto alzando la mano a mi frente-; parece que la cabeza me arde menos.. pero aun no me encuentro bien del todo -admiti dejando caer con cuidado mi cabeza contra su hombro para acabar abrazandolo-; tsk.. tambien estas helado, por que no te quejas? ven aqui estupido... o enfermaras tambien ¿es lo que quiere? eso te serviria para luego culparme a mi de todo..¿verdad? -dije suavemente aunque suspire y como ya dije lo abrace, pegandome a el, pegando mi pecho lo mas pegado al suyo para rodearlo con mis brazos. NONONONONONONONONO!!!! despertadme, despertadmeeeeee!!!!!, esto debe ser una pesadilla verdad? vamos.. por que? por que haria yo algo asi? no, no lo admito, no lo acepto, no estaba preocupado!!!!, al infierno y el cuerno con el!! yo queria ponerme bien y... sera mejor que me calme o... acabare matandolo esta vez sin hacerme nada y... eso no seria divertido por supuesto!! consegui decirme al haber alzado la vista para observar como le aprete bastante contra mi con fuerza aunque sin intencion de hacerle daño y esta vez lo juro que no era con intencion de lastimarle-. Lo... lo siento -dije con un carraspeo medio tosiendo para que aun se me entendiera demadsiado pero aaaa!! ya lo habia dicho, no podia acusarme de no haberlo hecho.

Me movi ligeramente cuando te moviste, quejandome un poco aferrandome a ti como si de una almohada te tratases ya que una de mis piernas estaban sobre ti tambien-. Mmmmmm!!!! -alce la mano dandole un manotazo; si, odiaba que me despertaran, me ponia de mala ostia para que negarlo-. ¿Eh?, que.. dices ahora Jae? ¿que te pic... -con solo un ojo abierto lo dirigi al hombre, el cual nos miraba entre alucinado y furioso, asi que di un salto separandome, viendo mi ropa desperdigada y la de el de igual forma por ahi; abri los labios y ni una palabra salio de mi garganta una vez mas al no saber explicarlo; ladee la cabeza mirando abriendo algo mas mis ojos claros a Jae incredulo-; he estado encerrado ni mas que ni menos que contigo toda la noche y...solo se te ocurre preguntar como estoy tras despertarme de esta manera? estas majara chaval!! -uyyy que mala leche me entro.. es que todo me saldria mal de ahora en adelante? ¿que habia hecho yo esta vez? ni tan siquiera me habia metido en peleas o lios, tsk... maldita suerte la mia.. enseguida me levante y comence a coger mi ropa comenzandome a vestir viendo la cara de aquel hombre-; ¿y tu que miras? ¡¡¡¡¡que sepas que denunciare a la maldita empresa por no tener a un trabajador en condiciones que antes de irse a su casa y seguir con su mierda de vida no se le ocurre como minimo ver que no queda nadie en el maldito ascensor del trabajo!!!!! -enm.. si, yo diria que si que me encontraba mejor, sino no me alteraria de esa manera o hablaria asi seguro; aunque, la impresion era fuerte de cojones; yo Daniel Chae, conocido idols del grupo Dalmatian ¿encerrado en un ascensor con un componente de Super Junior y ambos medio en pelotas dentro del ascensor toda una noche...? decidme, ¿como se asimila, mastica y entiende eso?, os lo dire... es imposible de digerir..

No me encontraba bien del todo, aunque he de admitir que la fiebre parecia haberseme quitado al menos por un rato; sali furioso del ascensor como si me tratara de un toro en el dia de san valentin siguiendo la manada en mitad de la calle, o creo que asi se llama esa fiesta en España, en fin, lo dicho muy muy encabronado, si señor y no era para menos asi que dejad de intentar poner cara rara al mirarme ¿quereis?. Bien, como decia y es obvio estaba muy enojado, sali hecho una furia si, ¿quien no? ¡¡¡¡mientes!!!!, tu tambien hubieras salido asi o peor, ¡joder!; con pasos rapidos y gruñiendo comence a bajar las escaleras a toda prisa medio a saltos, saltandome un par de escalones a veces tras ponerme al trote la chaqueta sobre mi camiseta-. Deberia calmarme, si si, creo que deberias calmarte o te vas a buscar un problema porque te giraras y reventaras la cara a ese imbecil que has tenido como compañero y mono de circo tooooda la santa noche; tsk.. ¿como he podido abrazarle? deberia haberme apartado aunque muriera de frio ¡¡aissshhh!! -me lleve las manos a la cabeza alborotando mi pelo importandome una mierda, se que suena mal pero me da exactamente igual.., pues eso, importandome una mierda estar despeinado, desde luego peores pintas no podia tener. La tos empezo a salir mientras caminaba alejandome del lugar junto a algunos estornudos, andar rapido no debio sentarme bien poco a poco empece a encontrarme mal de nuevo; aprete mi paso tratando de hacer caso omiso al gilipollas de turno detras mio que como no acabaria por partirle la cara si seguia siguiendome, pero que pesado... y era evidente que me gire-; ¿es que no vas a dejarme en paz?, deja de seguirme ¿quieres? ya estoy... estoy estoy... -suspire y me calme, creedme que tuve que hacerlo-; estoy bien ¿vale? me pones enrvioso, deja de.. seguirme mas.. no estoy de humor ni tampoco tengo bien del todo el cuerpo ¿entiendes eso?, no quiero seguir viendote delante de mi ni un segundo mas... me largo a casa -añadi sin buena cara con las llaves de mi coche en la mano-; ¿pero que te pasa chaval? te he dicho que me dejes, no me toques, no me sobes, no me sujetes, no me sigas; estoy fatigado y no quiero liarme al trompazo ahora mismo contigo para que me dejes marcharme en paz, no tengo cuerpo ¿vale?, no hay ganas, asi que deja que me marche de una maldita vez... -suspire y tosi algo mas apurado, sintoma que potaria en cualquier momento si no me largaba a casa; jolines lo se.. no se me quitaria en casa pero si estaria mas tranquilo.

Un momento, solo me despiste un momento cuando me sorprendio quitandome de las manos las llaves de mi coche-; ¡¡ehh pero que coño haces?, Jae te la estas.. ganando Jae.. -Aishh, desde luego no tenia ganas de nada y potaria en nada, ¿es que no podia dejarme ir y en paz?, no parece ser que no me habia jodido, humillado y puteado bastante; y.. ¡voila! ahi lo llevas, no pude esperar mas, empece a toser algo mas brusco, queria salir de alli, quise salir hasta que me detuvo de nuevo y entonces... en fin, se lo habia buscado... no habia comido demasiado, asi que todo lo que devolvi fue el desayuno pero encima de la camiseta de Jae; juro que por primera vez no me vi mas avergonzado en mi vida en mitad de la calle y vale vale.. tambien dire que no fue mi intencion echarlo encima de el, me encontraba fatal y..y.. ¡¡en parte el solito se lo busco!!.. que conste en apta que se lo estaba advirtiendo... ¡¡y mas de una vez!!
avatar
Daniel Chae

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Lee HyukJae el Lun Sep 23, 2013 11:49 am

Agaché la cabeza cuando me dijo de aquella mala forma que él no pensaba desnudarse por mucho frío que tuviera. En realidad ya sabía su respuesta, pero había decidido intentarlo ni que fuera una vez. Por eso mismo, me quedé flipando cuando me dijo que sí que lo haría. Justo estaba frotando mis manos en ese momento; dejé de hacerlo y me giré hacia él, con una gran «¿Eeeh? ¿De verdad lo harás?» en mis labios. Seguidamente, sin más preámbulos, comenzó a desnudarse sin pudor alguno; yo agaché la cabeza inmediatamente, muy avergonzado y la cara roja. Le miré de reojo cuando se sentó de sopetón, remugando con sarcasmo y cierta violencia, como siempre.

—Ya...—dije a su «todavía tengo frío, Jae»—. No se te va a pasar de golpe...—dije, en un tono muy bajo, aun mirando hacia el suelo y algo de reojo la piel descubierta, en la que se dejaban ver varios tatuajes—. ¿Eeh? Ah, sí, sí, ahora me lo quito yo también...—Carraspeé pero me quedé ahí quieto. Le miré de reojo—. ¿Te... puedes... dar la vuelta por favor?—dije muy tímido; suspiré y me giré, quitándome la chaqueta con lentitud. Pesaba bastante por o mojada que estaba. La iba a dejar con la ropa de Dani, pero al igual se molestaba por dejarle mi ropa en el mismo sitio, así que la puse más lejos. Luego me quité la camiseta y la dejé donde la chaqueta.

Observé las piezas de ropa de ambos y pensé en estirarlas un poco sobre el suelo del ascensor para que se secaran más rápidamente. Estiré primero las de Dani, ya que él estaba enfermo y lo necesitaría mucho más que yo. Y luego puse las mías, aunque no quedaba espacio casi y lo hice en un espacio muy chiquitito, amontonando las piezas unas sobre otras. Me quité los zapatos y los calcetines y los dejé sobre mi montón de ropa medio estirada. Le miré de reojo, con mucha vergüenza acumulándose en mis mejillas y me levanté, tembloroso, más que de frío por la vergüenza. Me desabroché el cinturón muy lentamente y me bajé los pantalones, que cayeron hasta los tobillos. En la puerta metálica del ascensor, se veía el reflejo de Dani; parecía que estuviera mirándome, ¿me estaría mirando? Qué vergüenza, qué vergüenza, qué vergüenza... Me pasé los pantalones por una de las piernas, quedando ya el pantalón fuera, pero me desequilibré y caí hacia atrás. Me di un trompazo de los buenos en todo el culo. Aún tenía la otra pierna con el pantalón en los tobillos. Me lo quité de mala gana, quejándome por lo bajo por el dolor en mi trasero.

Noté que mi espalda, estaba prácticamente apoyada sobre Dani, sintiendo parte de sus muslos y abdominales. Me levanté con mucha rapidez y le miré a los ojos.

—Lo siento—dije, muy rápido, casi que ni supe si lo había entendido. Luego me senté a su lado, con las piernas recogidas y abrazadas por mis brazos. La piel de nuestros brazos se rozaba pero no llegaba a tocarse del todo. Temblaba de frío y un estornudo se encargó de que se hiciera notar ese hecho—. No lo sé, Dani... Espero que te haga efecto pronto, de veras que siento todo esto...—Mis ojos comenzaron a llenarse de lágrimas. Por culpa mía y sólo mía, ahora Dani me odiaba de verdad, seguro que lo hacía. No podía dejar de pensar en aquél hecho, porque la verdad es que me preocupaba demasiado que fuera cierto—. ¿Cómo te encuentras?—pregunté, en un hilo de voz que trataba de esconder mi llanto, asintiendo al escuchar su respuesta, al menos el hecho de que ya no le ardiera tanto la cabeza indicaba que íbamos avanzando.

Pero las lágrimas no llegaron a bajar. Me quedé paralizado cuando sentí que dejaba caer su cabeza sobre mi hombro y luego me puse todavía más tenso cuando me pasó los brazos alrededor de mi cuerpo, a modo de abrazo. Me quedé con la cabeza mirando hacia delante, con los ojos abiertos de par en par. Los abrí aún más de golpe al oírle decir aquello y sentir cómo me pegaba a él totalmente, sintiendo hasta su latir contra mi pecho. No sé si era mi imaginación, pero sentía que cada vez me apretaba más y más contra él, tanto que hubo un momento que me comenzaba a faltar el aire. De repente tosió, creo que dijo algo pero no le entendía muy bien, porque estaba más preocupado en recuperar el aire. No le di importancia, pero a partir de ese momento ya no apretó tanto.

Observé mis manos, con un grave dilema. ¿Dónde poner las manos? Me estaba resbalando y mis manos estaban heladas. Acabé colando las manos entre su cuerpo y el mío, anidándolas de esa forma, pero sin tocarle directamente con ellas; no quería que se molestara por ello, sabiendo que no le caía bien, mi contacto debía ser algo que en aquél momento le resultaba repulsivo, muy probablemente. De todas formas, no pude evitar dormirme, apoyando mi cabeza en su hombro, casi sentado sobre él, tras acomodarme varias veces, respirando el calor que se desprendía de su piel y los latidos de su corazón retumbando a unisono con los míos.





Me vestí con rapidez, todo rojo frente al hombre, y tras disculparme varias veces con venias de 90 grados salí disparado detrás de Dani. Tras hablarle y decirle aquello, me contestó de malas formas, como siempre, algo a lo que ya estaba acostumbrado. Y pensaba dejarle ahí, en paz sin mí, supongo, pero vi aquellas llaves del coche en su mano, y supe que no podía dejarle ir de aquella forma. No en coche. Le cogí de los hombros, la notar que se tambaleaba y se puso echo una furia.

—Dani, no puedes irte tú solo en el coche, ¿no ves que puedes tener accidente? ¿Es eso lo que quieres?—Odiaba los accidentes de coche, ya había sufrido suficiente cuando casi perdí a un miembro de mi grupo en uno de ellos. Jamás le dejaría marchar en aquel estado conduciendo—. Aunque yo a tí te importe una mierda, tú no dejas de importarme, ¿queda claro? No pienso dejarte ir con el coche, que puedes pillar un accidente.—Le vi despistado y logré quitarle las llaves de las manos; estaba tan mal, que ni pudo lanzárseme encima. La verdad es que me daba cierto miedo que lo hiciera, pero sabía que en ese estado no habría podido, por eso tuve el valor de quitárselas.

Empezó a toser muy fuerte y trató de andar para alejarse de mí. Sé que era por eso, pero no le dejaría irse solo, pues se notaba que no se encontraba para nada bien y además se dirigía justo a la carretera, donde pasaban coches a toda velocidad. Logré separarle de un coche que le podría haber atropellado si daba un paso más, muy alarmado le di la vuelta.

—¿¡Es que no piensas o qué!? ¡Te podrías haber matado ahora mis...!—No tuve más opción que callar, en cuanto pasó lo siguiente. Echó todo lo que que hubiera comido el día anterior sobre mí. Realmente no era mucho, más bien era el típico vómito de alguien con el estómago vacío. Tal vez le hubiera sentado mal la pastilla o... quién sabe. Quedé un rato estático, observando la camiseta y decidiendo qué era lo mejor. Me separé de él un momento y me quité la chaqueta, quitándome con rapidez la camiseta. Total, no había nadie por la calle. La camiseta la tiré directamente a una de las basuras que había en la papelera y me puse la chaqueta, atándola entera.

—No te preocupes, ¿vale? No pasa nada... Estás enfermo así que es algo que no has podido evitar—dije, en tono cariñoso, poniéndole una mano sobre el hombro luego bajándola y agarrándole del brazo lo guié hasta el primer banco que vi. Le ayudé a sentarse, palpándole la frente  con una mano. Estaba ardiendo de nuevo—. Dani, sé que no quieres, pero voy a tener que llevarte conmigo, ¿vale? Estás enfermo y no puedes ir sólo a tu casa. Sólo será por hoy, luego cuando te encuentres mejor, te llevaré con mi coche a tu casa, ¿ne?—dije, con tono amable, mientras le acariciaba la mejilla. Estaba enfermo, así que no me daba tanto miedo darle muestras de cariño; al menos yo creo que son bien recibidas cuando te encuentras mal, y más si acabas de vomitar.

—¿Necesitas vomitar más, Dani?—Le pregunté, mientras buscaba en sus bolsillos algún móvil. No parecía que llevara uno y preguntarle me daba miedo, pues lo más probable es que me dijera que ni loco me lo dejaba y yo respetaba que no me quisiera dejar su móvil. Me separé de él y busqué por los alrededores. Tuve suerte, una cabina telefónica a escasos metros de ahí.

—Dani, voy a llamar a alguien, quédate aquí, ¿vale? No te muevas por favor.—Fui corriendo tras apretarle el hombro en un intento de que le llegaran más mis palabras. Llegué a la cabina y llamé todo lo rápido de lo que fui capas, con las pocas monedas que tenía un bolsillo. Me duraría poco rato la llamada. Logré contactar con mi hyung del grupo, que estaba en casa en ese momento.

—¡Hyung!

—¿Hyuk? ¿Qué pasa? ¿Qué haces que no estás en casa? ¿Sabes lo preocupados que hemos estado, joder?

—Hyung, calla un momento y escúchame que tengo poco tiempo, que estoy en una cabina. Estoy con un amigo mío que se encuentra muy mal, tiene fiebre y vómito y no puedo dejarle ir en su coche. Ven a buscarnos por favor... Estamos en el... —beep-beep-beep «El dinero ha terminado, si desea alargar la llamada, ponga más monedas en la ranura que encontrará en....» Mierda. Tragué saliva, con aún la voz de mi hyung en la cabeza, que no había callado aunque se lo había pedido y parecía ser que ni la explicación habría oído. De todas formas, no había llegado a poder decirle donde estábamos.

Bien, Hyuk, ¡perfecto! Estás en mitad de la calle, sin camiseta, sin móvil, mojado y medio constipado, con un chico enfermo que lo único que piensa al verte es el asesinato a sangre fría. Perfecto; sí, sí, es ideal. Suspiré, medio derrotado cuando alguien golpeó el  cristal de la cabina. Di un bote cuando vi a un hombre mal vestido con harapos, con una botella de vino en una mano, la barba espesa de más de un mes sin afeitar, diciéndome algo que no lograba entender. Parecía enfadado; me asusté mucho, salí corriendo de la cabina, justo cuando el hombre estampaba la botella de vino a pocos metros de mí. Crucé la calle y alcancé a Dani, en el mismo banco en el que le había dejado. No tenía muy buena cara. Me senté a su lado, con el corazón aún palpitando rápido del susto que me había dado.

Tenía que hacer algo y rápido. Suspiré muy preocupado por Dani y le miré. ¿Sería capas de llevarle hasta casa a cuestas? Viendo su masa muscular... bien podía coger el dolor de espalda del año, pero había sido culpa mía así que... se lo debía, ¿no? Asentí con la cabeza y me levanté.

—Dani ven—Le cogí de un brazo y lo pasé por mi hombro, esperando que colaboraría un poco. Logré subirlo a mi espalda y sólo eso ya me cansó, pero debía hacerlo. Empecé a andar calle abajo, sabiendo que no llegaría ni aun cuarto del camino. Estábamos a una hora de Gangam, donde estaba mi piso. Y eso con transporte público.

—¿Hyuk?—giré al escuchar la voz. Era mi hermana, que vivía por aquella zona y debía salir a algún sitio. Aunque... ¿a esas horas?

—¡Sora!—Casi debía tener lágrimas de felicidad, cuando vi que iba en coche. Me miró muy extrañada, al ver al chico—. Es una larga historia...—susurré, ella negó con la cabeza.

—Entrad, vamos.—Asentí y entré en el coche, poniendo primero a Dani, vigilando de no aplastar a mi sobrino que estaba en su sillín de bebé. Luego entré yo y le até el cinturón.

—¿Sora, cómo es que estás por aquí a estas horas?—Mi hermana me contó que estaba por ahí porque el niño se había puesto enfermo con fiebre y ahora salían del médico. No era nada, sólo un resfriado; por suerte el médico privado no vivía muy lejos, pero había preferido ir en coche para que el niño no cogiera más frío. Me supo mal pedirle que me llevara a casa, ya que no le di ninguna explicación buena, pero con Dani ahí delante no me sentía cómodo para explicar lo sucedido; supe que mi hermana lo entendería y no me haría muchas preguntas. No lo hizo.

Llegamos a mi casa y saqué a Dani del coche, volviéndolo a cargar sobre mi espalda. Piqué a la puerta y me abrió HeeChul, con cara de malas pulgas y más al ver al muchacho sobre mi espalda.

—Es largo, luego te lo explico...—Pero el seguía torturándome con su charla interminable sobre lo preocupado que había estado porque no llegaba y lo estúpido que era por volver a traer ese chico, y no sé cuántas cosas más, algunas que insultaban a Dani (cosa que me dejó claro que no le caía nada bien el muchacho).

Logré subirlo a mi habitación y dejarle sobre mi cama. Le tapé con las sábanas y busqué algo con que medirle la fiebre. En mi cuarto tenía de todo. Le puse el termómetro y me lo quedé mirando. Me pareció que se justo me miraba.

—¿Cómo estas?—Dije, acariciándole la frente, de las cejas hacia el nacimiento del pelo, justo como hacían las madres cuando te van a ver a la cama—. Lo siento mucho, Dani, de veras, pero tenía que traerte y cuidarte. Cuando estés mejor te acompañaré donde está tu coche para que te puedas ir, y como ya te dije, no te volveré a decir nada más nunca, ¿ne?—El termómetro sonó. Cuánta fiebre, madre mía, 38 y medio y seguía subiendo, al parecer, pues había tardado. Chasqueé la lengua y fui a buscar algo que darle de comer, lo primero de todo. Cogí ramen preparado y lo calenté; aproveché el viaje para coger una pastilla de la despensa e ignoré por segunda vez a mi hyung, que seguía acribillándome a preguntas cada vez que me veía.

Entré en cuarto y me senté a su lado. Puse una mesita de esas pequeñas que se usan para el portátil, pero que en esos momentos iría bien para que comiera y le dejé el ramen ahí.

—Espero que te guste el ramen, luego te prepararé algo mejor, pero necesito que comas algo ya para que que te tomes la pastilla.
avatar
Lee HyukJae
Male Idol

Masculino Mensajes : 62
Edad : 31
Empleo /Ocio : Cantante y bailarín
Humor : Happy as always

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Daniel Chae el Lun Sep 23, 2013 4:26 pm

-Despues de tanto meneo que el y no le dimos a mi cuerpo que esperabais?, seguro que si intento hacerlo no me sale putear asi como por ejemplo vomitandole... ains Dan.. estas jodido tio.. y mira quien te lo va a decir, tu mismo. Ains... con lo comodo que seria haberme dejado irme, ¿que coño iba a pasarme? aaaashh!! tenia ganas de llegar, que no entendia ese tio?, con lo bien que estaria en casa tumbado y dejando que Lim me trajera una de sus sopas calentitas; tenian que cuidar a su Maknae ¿no? y mas enfermo, ohhh dehhh! como me gustaba ser el pequeño, maknae, que gran palabra para mi pues habia tenido ssuerte con el grupo, me llevaba genial y cuidaban cuando era necesario aunque tambien me tuve que defender solito claro esta y hacerme respetar pero, toda recompensa llega no? por cierto... que hago aqui sentado?. Si señores una vez mas me enagene hablando solo manteniendo una trifulca con mi yo interno al menos para comenzar a romper el hielo, asi que, ni me di cuenta de que me habia sentado Jae en un banco. Ni tan siquiera escuche mucho de lo que me dijo pero asenti al oirle que se iba; tuve la idea de irme pero.. ohhh no colega, de aqui no me muevo.. eche la cabeza hacia atras un poco esperandolo ¿pero donde habia ido? me estaba muriendo... y me dejaba ahi? aisshh! maldito cabron, iba a ver cuando le.. ah no, que ahi viene... ups, menos mal que no puede oirme jijijiji!! ahhhg! loco, me volvere loco yo solo!!, quiero ponerme bien; me decia a mi mismo mientras que mi cara en el esterior hacia un extraño y gracioso puchero, cosa obvia, que no veriais de estar en todos mis cabales.

Abri los ojos al verle ¿pero como me podia pesar tanto el cuerpo?, seguro que de nuevo fiebre y eso me dejaba jodidamente m.. joder! lo estais viendo, que mas voy a deciros?-. Anio Jae.. Anio! no se te ocurr.. -como se me podia ocurrir a mi decir eso? que no? já, no se le iba a ocurrir a el, a quien si no? es que queria bardarse ese enclanque?; seguro que me pegaba el trompazo nada mas cogerme; vamos no digo ninguna mentira.. solo habia que compararnos... bueno.. no se podia pero mirarnos a uno y a otro y... coño... que me ha cogido, tiene fuerza el mamon, lo que no quiero es caerme... me apoye en su hombro y paso los brazos por cu cuello despacio, acomodandome un poco-, vas a lastimarte Jae.. bajame, no puedes conmigo, las piernas seguro que te tiemblan... dejame bajar puedo... puedo andar -¿pero que demonios? por que decia eso tan tranquilo y para colmo me aferraba a el, mi cuerpo hacia lo que se le daba la gana, pero ni ganas tengo de revelarme-.

Ey chaval suelta o te vas a desmonar, vamos no... bajame y... -y ahora que? un coche? un coche!!!!!!!!! sehhh!! y la conoce!!; seh!! seh!! seh!!!, joder menos mal, un golpe de suerte para mi, ya era hora no?; ahora solo decirle mi direccion y... entre con cuidado con su ayuda-; grac...gracias.. mmm... -eche la cabeza hacia atras dejando muerto mi cuerpo para luego mirar a un lado viendo al pequeño; me quede mirandolo, torciendo leve una sonrisa para ponerme bizco  sonriendo algo mas al ver que el niño se rie; seguidamente alce una mano y la  sobre el sin dejarla caer. Si habia algo que me encantara y fuera debilidad con ello acabais de pillarme, porque los niños muy a mi pesar son mi debilidad; en cierto modo siempre me han gustado y cuando cuide a mi hermana... bueno llevaba toda la vida asi que eso solo hizo que incrementara aquel sentimiento al ver a uno; los niños son mi debilidad si ¿y que? ¿no lo esperabais? pues ahi teneis, todos tenemos una ¿no? sigo siendo humano-. Que te pasa campeon?... tu tambien te encuentras mal?; jode estar asi verdad colega? -dije hablando suavemente con el niño moviendo los dedos haciendole cosquillitas, alzando luego dos sobre su barriga dejando que me los cogiera y moviendolos despacio-.

Nee Jae por que no le cuentas?... si si que es largo.. sobre todo porque -di un salto al notar la mano del niño tirar de mi-; eyy tu tambien me has caido bien colega.. como se llama? que edad tiene?... si si.. te gusta mis tatuajes? nee... un nene si -dije mostrandole en el brazo una cara, animandome y moviendome para darle el brazo lo poquito que podia; mierda! que me despisto-; esto pues veras emm.. Sora has dicho verdad? -mire a Jae tratando de no desfallecer-; bueno pues... encantado soy Daniel.. -me presente, jolin.. la educacion estaba presente en mi siempre que no se me atosigara o hicieran enojar ¿de acuerdo?, bien, continuo..- Tu marido o chico... no se bien que decir que es... es muy ca... -mierda para mi, porque no lo diria delante de un niño-; caaradura... si, eso; lo que ha pasado es que quedo conmigo para cenar ayer y me dejo 3 horas esperandole bajo la lluvia -lo mire mal para que mi mirada enseguida se relajara y dejarme car hacia atras con el otro brazo en la frente-; por su culpa ahora estoy enfermo y con una fiebre de aupa... -baje el brazo y eche la cabeza a un lado dejandola caer sobre en brazo de Jae-. Esto no es justo... -añadi mirandole para mover un poco la cabeza; un momento, esperad... me estaba restregando mimoso? ohh no Dan, NONONONONO que nos conocemos, quita... ademas este.. tiene  un niño? bueno edad tiene la verdad pero... joder.. el beso.. madre mia.. debio reirse de mi hasta... Bah! que mas da, estoy malo joder..

Chu, chu chu, con el tren... -cante bajito y despacio tras acomodarme en el hombro de Jae mirando al niño al poner la cabeza de lado, moviendole la mano que me tenia cogida subiendo por sus piernecitas- .. de vapooorr; va subiendo, va subiendo y bajando... -continue parando la mano al ver que reia cogiendomela-; tienes cosquillas campeon?.. neeee... eres mucho mas simpatico que aqui tu traicionero padre... -dije riendo un poco-. Y no colega, no hace falta que aprendas esa palabra neee?.. tu di Dani... Da - ni; bueno mejor Dan.. es mas facil verdad? -sonrei como un tonto con la mejor intencion de mundo, menos mal que no me veia demasiada gente hacer el ganso con aquel crio y mucho menos Jae.. porque.. no me veia ¿verdad? me replantee y pense mirandolo de reojillo al no tenerlo en mi campo de vision-. No, tito no... Dan... Dan... ne?; oye... es muy simpatico el niño... supongo que habra salido a ti.. porque sino... -mire de reojo a Jae y rei por mi propia broma-; Jae... mirame... doy pena tio... -me deje resbalar hacia sus piernas-. Yo.. en el coche de tu chica, contigo y tu hijo haciendole carantoñas para que se ponga mejor cuando yo estoy medio muriendome tambien, ¿por que me pasan a mi estas cosas?; ashh..

A todo esto... no me estaras secuestrando verdad? donde me llevas Jae?
-dije con toda la naturalidad y confianza del mundo, porque si, porque lo valgo y punto; le llame asi porque es mas comodo y ademas me gusta mas ¿algun problema?, pues eso, que el no se ha quejado. Ni me respondio pues el coche parecio parar, pero no pudo llevarme a mi casa, no estabamos en casa porque sencillamente no sabia la direccion; sali con su ayuda soltandome despacio del niño-; adios amiguito.. adios Sora -dije con una sonrisa encantadora, cosa que solia ser natural en mi, aunque bueno.. por esta vez quizas algo pachucha. Entonces llego la sorpresa tras pasar mi brazo por su cuello acompañandole, que mas podia hacer? es mas me cogio porque estaba que me caia y... tachan!!!! me encuentro dentro de casa de los super juniors, si si ellos mismos aquel grupo a quien destriparia uno a uno empezando por Jae en cuanto tuviera oportunidad y dejandolos morir ante mis ojos entre terrible sufrimiento por joderme ese dia de acampa... ¿que? un momento.. ese idiota me esta insultando? pero como se atreve?, yuuuju, que estoy aqui subnormal.. que aunque este medio si y medio no vas a ganarte una paliza y tragarte tus palabras como siiigaaasss.. me dijo una voz cantarina dentro de mi abriendo los ojos para fijar mi mirada en el, que por muy azules y seductores que fueran mis ojos tambien podian ser mas frios que un tempano de hielo y mas afilado que un cuchillo-.

Oye tu, idiota -dije sin cortarme un pelo señalandolo-; aigo!! sueltame Jae... -vale si, el que me enfaden es superior a toda enfermedad...asi que salte de la espalda practicamente tras moverme algo mas-; sueltame joder!!, le voy a dar su merecido a este subnormal.. va a ver como a la proxima tras tragarse sus palabras no se mete con quien no de... -y un carajo! mierda de enfermedad... por que me puse enfermo, por que me quede tres malditas horas bajo la lluvia por.. por.. por ese imbecil!!!, ahhhg!! me estaban insultando y solo se me ocurre medio caerme de nuevo hacia delante? menudo trampazo iba a dar; por suerte pude estabilizarme y con agallas le di un empujon a Heechul-; a quien crees tu que insultas idiota? -me fui acercar y me pare mirandolo abriendo algo mas los ojos poniendo la mano extendida para que no se acercara, sobre el pecho de ese melenas que ni conocia y le dio por hacerse el listillo, pero nah! uno no puede ser bueno porque encima que trata de apartarlo y ayudar para que no se le acerca el muy idiota me aparta la mano haciendome caer casi hasta el, vomitandole encima; cosa que una vez mas no tenia planeada pero.. ahhh!! habra que joderse chaval... la verdad es que esa vez me senti hasta bien y me rei un poco tras limpiar mi boca, dejandome caer al suelo sentado-, no deberias ser tu tan lis.. pero me quieres dejar de insul.. Jae estoy mareado.. -dije levantandome pasando de ese compañero suyo-; yo que tu iria a cambiarme chaval... jajaj -me acerque como mejor pude a Jae y me aferre a el-. Debiste llevarme a casa, quiero irme a caas, me encuentro mal... -dije dando algo de pena, pero no habia manera macho... porque lo unico que vi es que me cargo de nuevo subiendome y poniendome sobre la cama.

Asenti cuando se largo, viendo la ventana no muy lejos asi que me levante al tener calor, seguramente del subidon de ese tipejo, el cual por cierto acabara con los dientes echado abajo si la proxima vez no se muerde el mismo la lengua y muere envenenado; en fin.. lo dicho, que me acerque a la ventana y la abri, mriando hacia abajo pensativo-, mmm, quizas sea mi unica via de escape y... -negue, me estaba volviendo completamente loco verdad? saltar desde ahi? no ni hablar... si algo no me gustaba demasiado era la caida libre, asi que negue para alejarme cuando un porrazo en la cabeza me dejo mas atontado si cabe, di un traspie hacia atras y en segundos me vi colgado de la ventana aferrandome a las vias de esta para no caer, pataleandota en el vacio, quedandome quieto poco despues casi sin fuerzas, no deberia moverme.. joder Dan... esto es humillante y patetico, como vas a morir asi de un mal golpe por esta caida tan absurda?. Pues si señores, parece que la vida del apuesto y gran Dan llegaba a su fin y.. ¿pero que decia? no podia, aun tenia que traer a Tanya, se lo.. se lo prometi y si algo hago es cumplir las promesas; todo paso muy rapido y los tres dedos que me quedaba empezo a resbalar cuando por suerte y por primera vez alegrandome oi a Jae-; Jae... Ja.. Jae! -dije lo mas alto que pude en ese momento-; estoy aqui.. -susurre-; en la... Jae.. ventana.. en la ventana.. -me aferre con las pocas uñas que tenia para no caer, deseando que ese imbecil por una maldita vez hiciera algo bien, pues capaz era de venir y al no verme irse pensando que lo llamo desde fuera; desde luego... siendo sincero.. no me extrañaba e incluso puedo deciros que me dio mas miedo llamarle que saltar; al menos si caia o saltaba estaba tranquilo, lo habia hecho yo mismo y no el soltandome para deshacerse de mi porque.. joder.. y por que haria eso? yo soy adorable.. -
avatar
Daniel Chae

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Lee HyukJae el Jue Sep 26, 2013 4:57 pm

Me sorprendió tanto verle jugando con el niño que me quedé viéndole con una sonrisa. Mi hermana sonrió abiertamente ante sus preguntas, se notaba que sólo por ese hecho ya le caía algo bien el chico. La verdad es que parecía hasta dulce jugando así con mi sobrino, nadie diría que lleva un demonio dentro.

—Se llama YongJoon—Sora rió, explicándole—. Y tiene año y medio, aún es un renacuajo—Rió levemente, mirando por el retrovisor, buscando mi cara, para ver qué expresión tenía. Creo que me vio relajado y eso la tranquilizó; ya se había dado cuenta de que era el chico ese, y de seguro estaría haciendo sus propias suposiciones. Me preguntó con la mirada, y yo negué enrojeciendo. No, hermanita, no, no habíamos pasado la noche juntos... Al menos de la forma en la que creías. Escuché atentamente a Dani mientras hablaba. Casi estallo en risas al escucharle decir que Sora era mi mujer y YongJoon mi hijo, por segunda vez; menos mal que estábamos en un semáforo en rojo, sino Sora habría podido provocar un accidente con el volantazo que dio antes de frenar de sopetón. Lo notaba, dentro de nada se empezaría a partir el culo.

Y obviamente lo hizo. Su risa sonó plana pero alta, llenando el espacio del coche, y yo no pude más que seguirle el paso. Exploté como una mala cosa, tuve que agarrarme del estómago y todo, porque no podía parar. Lo tenía apoyado contra mí, cosa que casi no había notado hasta ese momento, porque al moverme tanto, no pude evitar sentir el peso extra. La verdad es que me parecía tierno, viéndole de esa forma; cuando logré calmarme, no pude evitar sentir las ganas de acariciarle la carita, pero traté de aguantarla todo lo posible. De seguro que mucho del contacto físico que estaba teniendo con él ese día, no habría sido posible de no ser por su condición física, y puede que ya me hubiera arrancado la mano de un mordisco en una situación normal.

Por suerte Sora volvió en si cuando el semáforo se puso en verde y arrancó apretando el pedal con saña. Me tuve que coger de Dani, al moverse todo tan rápido. Aunque me gustaría mantener el secreto de nuestra risa más tiempo, me moría de ganas de decirle que no era mi mujer, solo por ver la cara que ponia, además, yo no era esa clase de persona que aguanta tanto tiempo guardándose algo dentro.

—Dani, no es mi mujer—Me reí—. Es mi hermana, y este es mi sobrino.—Me reí más, no pude evitarlo, para tapando mis encías con una mano, como siempre digo, mi risa podía resultar molesta, sobre todo para alguien como Dani, que me odiaba un algo bastante. No contesté a su pregunta de dónde íbamos, aunque formulada a modo de Dani, ya que llegamos a mi casa.

Cuando HeeChul y Dani se medio pelearon, no tuve más opción que tratar de ponerme en medio.

—Hyung, es un amigo, déjale en paz, por favor. ¡Hyung! ¡Deja de insultarle!—Pero parecía que no había solución, aquellos dos eran de carácteres muy similares, y no importaba qué dijera, ellos seguían lanzándose malas palabras. La cosa iba a más, pero por suerte (no tanta para mi hyung, lo siento hyung, sé lo que es eso) la vomitera de Dani volvió y dejó bien bonito a HeeChul, que se separó de él como si tuviera la lepra.

—¡Qué.... asco!—Fue lo primero que dijo.

—Hyung... no digas eso, que no lo ha hecho queriendo... ¿no ves que está malito?—Le reproché a mi hyung, mientras le ayudaba a incorporarse correctamente y acabábamos de entrar a la habitación. Cuando salí, me encontré de nuevo con HeeChul hyung.

—¡Hyung!—Ya se había cambiado de ropa, y parecía haberse lavado y todo, madre mía, con lo que él odiaba esa clase de cosas—. Perdónale, está malito y...—No me dejó terminar, comenzó con su charla interminable que le daba a veces, de todo lo incorrecto que era ese chico y de lo mal que se portaba conmigo.

—¿Que cómo lo sé? ¡Hombre, Hyuk! Sólo hace falta verlo para saberlo, o mejor dicho, sólo hace falta verte...

—¿Qué quieres decir?—Le dije, acabando de sacar el ramen del microondas, preparando ya para irme a la habitación.

—Que le tienes miedo. Y eso no me gusta... ¿me oyes, Hyuk? ¡Eh, que te estoy hablando, leñe! Ya sabes... que no debes ayudar a todo el mundo en esta vida, ¿cierto? Ya sabes las cosas que pasan... Tú eres alguien con tendencia a... bueno, a ser algo...

—¿Tonto?—dije, algo enfadado, pues ya estaba algo harto de que la gente confudiera mi bondad con estupidez. Podía parecerlo, pero no lo era; al menos no del todo o no que yo quisiera, ¿tan malo era desear el bien a los demás y ayudarles cuando lo necesitaban? Parece que HeeChul se quedó algo pillado ante eso, boqueó un poco; eran raras las ocasiones en las que le pillaba de esa forma. Aunque jamás lo reconocería frente a nadie, sabía que me tenía aprecio y se preocupaba por mí, precisamente por eso, porque a ojos de todos los del grupo de Super Junior, yo era alguien débil. Y yo eso no lo negaba, pero había ocasiones, en las que necesitaba que me dejaran andar solo—. Hyung, no te preocupes, sé cuidar de mí mismo.—O eso me gustaría poder decir con total determinación—. Y si me disculpas, tengo algo que hacer ahora mismo... —Y tanto que tenía que hacerlo, pero no lo supe de todo en su máximo significado hasta que llegué y escuché esos gritos.

—¿Mmm? ¿Dani?—Dejé el ramen sobre el escritorio y busqué la voz—. ¿Viene de la ventana...?—medio susurré—. Pero no puede ser que... ¿Dani? ¿¡Dani!?—dije ya, al descubrirlo agarrándose del alféizar de la ventana, con solo unos pocos dedos de ambas manos, parecía tener la cara roja, del esfuerzo físico de aguantarse. Rápidamente, le agarré de los brazos y comencé a tirar de él hacia dentro de la casa. Cómo pesaba el jodío. Me costó lo suyo entrarlo de nuevo por la ventana; al hacerlo, no tuve más opción que dejar que cayera sobre mi cuerpo. Aunque no pensé que quedáramos en esa posición tan... comprometida. Creo que tenía una de sus piernas entre las mías, su pecho contra el mío y notaba la suavidad de sus labios en mi oreja. De todas formas, le aparté de golpe, con un empujón duro—. ¿¡Pero en qué narices pensabas!? ¿Cómo se te ocurre tratar de huir por la ventana en tu estado, eh? ¡Contesta!—Me había puesto furioso de verdad, creo que era de las primeras veces que mostraba un poco de carácter frente a él—. Eres más... ¡animal! ¡Qué susto me has dado! Anda, ve y túmbate en la cama. Haz el favor de tomarte la pastilla, que no estas para juergas.—dije, mientras le iba empujando a la cama. ¿Es que no me daba ni un minuto de respiro? Suspiré y le miré mal, más si cabía aún—. Venga, vamos que no tengo todo el día, quier ver cómo te comes ese ramen y te tomas la pastilla—dije, algo malhumorado; de verdad que me había asustado, el corazón aún me iba a mil por hora. ¿cómo se le ocurría tratar de huir por la ventana? ¿Tan mal estaba conmigo? Vale que no le caía bien, y que le había dejado tirado tres horas bajo la lluvia, y que luego por culpa habíamos acabado encerrados en un ascensor toda la noche y que, también por mí, habíamos acabado desnudos abrazados el uno contra el otro pero... Bueno sí, tenía razones para odiarme, sí. Suspiré de nuevo. Pero no podía dejar que eso se repitiera de nuevo, debía hacer algo para evitar que intentara escapar de nuevo y se matara.

Me quedé vigilando a que se lo tomara todo y luego salí, habiendo comprobado que estaba todo cerrado. Me encontré con HeeChul por el pasillo.

—Hyung... una pregunta; si tuvieras que evitar que una persona huya, ¿qué harías?—Se me quedó viendo, con expresión de "¿no es evidente?".

—Le ataría—contestó, simple, mirándome de arriba a abajo con suficiencia.

—Pero... ¿si está enfermo?—me miró con cara de "ya sé qué estás pensando hacer, no trates de hacer que solo es una conversación casual".

—Hyuk, ¿quieres atar a Dani? Bien: házlo. A ese animal salvaje que sólo sabe vomitar, no creo que le pase nada si le atas a la cama, así que házlo, al igual se modera un poco y todo.—Enrojecí al escucharle hablar tan directo—. Por cierto, atar a la cama a alguien... ya sabes que puede parece que en realidad quieres...

—¡Hyung, no digas sandeces!—Ahora sí que estaba rojito como un tomate. Cogí mis cosas y me dirigí a la puerta, no sin escuchar antes a HeeChul, gritando a voces: «¡Ves a un sex shop, Hyuk! ¡Ahí habrá esposas para lo que buscas!», y luego la mirada de los miembros de Super Junior que estaban en la salita, con caras de WTF.

Salí a la calle con algo de desespero, había comenzado a agobiarme ahí dentro. Empecé buscando cuerdas en diferentes tiendas, o esposas ni que fueran de juguete, pero eran demasiado fáciles de abrir o de huír y con las cuerdas tendría que atarle muy fuerte para que no pudiera escaparse y le podía hacer daño. Recordé las últimas palabras de HeeChul y... ¡Nononononon! ¡Ni hablar yo no haría eso! ¡No compraría unas...! Y de repente tenía frente a mí una de esas tiendas. Además estaba repleta por fuera de publicidades sobre objetos sexuales, pero de forma implícita, aunque de seguro los niños pequeños les preguntaban de igual forma a sus padres para que servían unas esposas recubiertas de pelo rosa fúcsia suave.

Rojo como un tomate, entré en la tienda, desesperado por encontrar algo con lo que poder mantener a raya a Dani, aunque me aparecieran extrañas imágenes de Dani atado a la cama conmigo muy... ¡fuerafuerafuerafuerafuera! ¡Por Dios! ¿Cómo había podido imaginar eso? ¡Que hablábamos de Dani!!

—Hola buenos días, señor, ¿buscaba algo?—Ya se me había acercado la típica dependienta simpaticota que te quiere vender algo, sólo que no era una tienda normal, sino una sex shop, ya sabéis... Da algo de cosa...

—Eh, yo, hola... eh... Bueno la verdad es que... Sólo estaba... miii..raaaand..do—La chica sonrió, probablemente acostumbrada a reacciones así o bien partiéndose de la risa por dentro a mi costa.

—Muy bien, si necesita algo, ya sabe donde encontrarme—Señaló el mostrador y comenzó a andar hacia ahí, pero logré reunir el valor suficiente.

—¡Espere, no! Ya recuerdo lo que buscaba... Ehem... Es algo... para una broma a un amigo mío... ¡sí, es justo eso!

—Ahá, ¿y de qué se trata?

—Busco... unas esposas... Ya sabe... —bajé la mirada y la chica asintió feliz y me guió hacia el mostrador. Empezó a sacar varias esposas, a cada cual más estrafalaria. Había de todo tipo, con todos los tipos de coberturas estrafalarias que podías llegar a imaginar: de leopardo, tigre, de cadenas con pinchos.... pelo rosa. Sí, creo que eran las más normales de entre todo eso—. Disculpe... No tiene... ¿unas normales?

—Lo siento, se nos han acabado, ¿qué ocurre, no le gustan?

—Eh... bueno, son un tanto...

—Bueno, pero son para ahcer una broma, ¿no? Lo más estrafalario es lo más divertido—Sonrió. Mierda, atrapado por en mi propia mentira.

—Eh... sí. Pongame... las rosas. —La mujer asinintió, satisfecha y comenzó a empaquetar, cuando me dijo el precio me quedé seco. ¿Cómo podía eso valer 33 euracoooos?? Y lo peor de todo: ¿Qué hacía to comprando esoooo? Salçi de la tienda, rojo como un semáforo y cubriémndome la cara para no ser reconocido por la calle.

Esposas:

Llegué a casa y entré por la puerta de la forma más silenciosa posible. Había llegado algo tarde a la casa. Por suerte no me encontré con nadie por el pasillo. Entré en mi habitación y me encontré con Dani en la cama, parecía medio adormecido. Era el momento perfecto para llevar a cabo mi plan. Me acerqué lentamente, sacando las esposas de dentro de la bolsa. Me subí a la cama, poniéndoma a horcajadas sobre él, atrapándole las caderas con mis rodillas inclinádome hacia delante para atarle.

—¡No te muevas, Dani! ¡Estáte quieto, jo! ¡Que no, que no! Es por tu bien y lo sabes, venga, no seas así... —Forcejeando, hubo un momento en el que mi entrepierna acabó... rozando con la suya. Solté un pequeño gemido de... sí, sí, de placer. Jo, a ver, es que es una zona muy sensible, u fue un contacto tan... entre sutil y demasiado notorio, no sé cómo hacerlo entender. Me quedé paralizado unos segundos, hasta que reaccioné y le atrapé ambas manos, atándolas a los barrotes de la cama. Quedando demasiado cerca mi cara de la suya. Pude notar el olor de su pelo.

Me separé con mucha rapidez, y me levanté de la cama, mirándole de pasada y cogiendo mis cosas. Era tarde y sería buena idea ehcarse a dormir.

—Dani, si necesitas algo... Estaré fuera, pega un grito y vengo—dije, fingiendo que no había pasado nada, con un leve carraspeo. Bueno a ver, él me había besado y yo no le había reprochado, ¿no? Me di una ducha, algo fría y luego me fui al sofá, dispuesto a dormir un rato.
avatar
Lee HyukJae
Male Idol

Masculino Mensajes : 62
Edad : 31
Empleo /Ocio : Cantante y bailarín
Humor : Happy as always

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Daniel Chae el Vie Oct 11, 2013 9:11 am

-Mi cuerpo se movio bruscamente tras el volantazo para luego aferrarme a Jae cuando éste me agarro, sino, os aseguro que habria salido por el cristal de delante del coche y rodado por la carretera debido a aquel frenazo; pero que le pasaba a esa chica? estaba loca o que? es que queria matarme?. Parece ser que de tal palo tal astilla porque menuda tenia ya con el hermano que ahora tambien tener que aguantar a otra casi por el mismo estilo encerrando en el coche y lo peor de todo es que no tenia mi cuerpo para mucho trote; lo cierto es que el unico que se librara de ahi era el pequeño, esto.. como decia que se llamaba? ah si! YongJoon; al menos por el momento parecia librarse-. Sera mejor que no crezca enano, al meno no demasiado rapido colega...-dije mirando al niño aun sujeto a Jae, soltandome al instante nada mas percatarme que aun estaba en esa posicion, asi que me aleje un poco y carraspee apoyando la cabeza a un lado-. ¿Que?, venga ya! no jodas macho, que yo estaba aqui diciendo estupidece y,, ahora me sueltas eso? -gruñi apretando mi mandibula haciendo chocar la fila superior de dientes con la de abajo rechinandolos; dejandolo poco despues al no encontrarme bien-. ¿Queda mucho para llegar?, porque estoy de coche ya hasta los mismisimos.. -añadi a regañadientes, molesto porque no me lo hubiera dicho antes, mirando a un lado y luego al niño quedandome fijo en el lo que quedo de recorrido.

Poer fin habiamos llegado, me habia despedido de Sora y YongJoon pero mi suerte no cambio lo mas minimo, maldita suerte hija de puta... mira que saciarse conmigo en un momento de debilidad; pues nada... si eso queria habra que joderse y seguirle la bola, aunque ciertamente no me hacia ni puñetera gracia estar ahi colgado. Al fin!!, al fin llego el imbecil y por desesperacion le llame, viendo como cogia mi mano y tiraba de mi; al menos, algo parecia que si que haria bien desde que le conozco.. no?; en fin, que esta vez me habia salvado el cuello al tirar de mi, viendome sobre este al caer al interior de la casa de nuevo, otra vez en esa habitacion aunque he de decir que por primera vez me alegre de ver toda su decoracion.

Cai de bruces, aunque el cuerpo de Jae me paro la caida por suerte; una de mis piernas quedo sobre las suyas y mi pecho pudo notar el descompasado ritmo de nuestros corazones, uno a contratiempo de otro; suspire y hundi un poco el rostro en su cuello-, oye Jae, gra... -no no no no y mil veces no!!! por que no se callaba? me cago en todo joder!! iba a disculparme y me acaba de cortar todavia encima para atreverse a decirme que iba a lanzarme? pero.. es que crees que estoy loco? porque que yo sepa... aqui el unico que no esta cuerdo es el!!!. Me dio un empujon apartandome de golpe, haciando que quedara sentado frente a el al pegar la espalda contra la pared con un quejido-; ¡¡aissshh!!, pero que te pasa, es que te has vuelto loco o que? estas completamente majara si crees que... un momento, en serio? ja!!, en serio crees que he ido a tirarme? -pregunte levantandome mirandole sorprendido-. Vale que no quiero estar aqui, vale que me gustaria perderte de vista pero... -tsk.. de que servia decirle que no? ah y encima se enfada? total.. dire que si y quedare mejor, de todas formas no me creera ni escuchara..-;¿Y a ti que te importa eh? tsk.. esto es una maldita carcel y tenerte a mi lado una completa tortura, ahhg!!! -me alborote molesto el pelo y me deje caer en la cama-. Mejor dejame Jae, dejame tranquilo; ya te he dicho que no estoy tan loco pero no me escuchas, joder solo abri la maldita ventana asomandome y me maree cayendo hacia delante ¿araso?; bien pues eso... y no tengo hambre, dejame en paz para dormir un poco quieres¿?.

Aaaiiishh!!, esta bien joder.. a ver esa pastilla... -la cogi y me la meti en la boca cogiendo el cuenco de ramen sorbiendo un poco, comenzando a comer tras ello al  tragarla, jugando con los fideos un poco dejando la mitad-; No me apetece mas Jae sino los devolvere, dejame un rato anda, ya hice lo que has querido.. -respondi tumbandome de espaldas a el ignorandole. Fue en ese entonces, bueno, al cabo de unos minutos u horas, yo que se!, pero pude entender que era muy mala idea ya no solo estar en esa casa, pues estaba incomodo, sino que ni tan siquiera se podia cerrar los ojos en ella. Al sentir que la cama se hundia me movi quejandome un poco, abriendo despacio los ojos-, mmm.. Jae¿? pero que pasa? que.. que haces ahora tio?.. ¿ah? -note como se subia en mi y cogia mis brazos estirandolos-, pero que demonios..¿?. Jae ey Jae que ha... -abri mucho los ojos al ver que me ataba-; ¿Pero que haces?, no no no, has perdido la poca cordura que tienes o que? noo! sueltame; sueltame Jae!! -respondi paraleando y forcejeando, removiendome tratandolo de evitar aunque acabe atado; me movi notando las esposas que pasada por una de las barras del cabecero me ataba ambas manos evitando el movimiento, quedando con ambos brazos estirados hacia arriba; sin miramiento ninguno comence a tirar  del cabecero fuerte sin exito ninguno, pues era imposible poder soltarme-; ¿pero que te has creido, quitame esto.. rositas¿? en serio? no jodas, Jae, ah no o te vayas, Jae sueltame o te dare la mayor paliza de tu vida cuando lo hagas, Jae!! Jae esto es un secuestro joder!! Jae!!! -grite una y otra vez encabritado-.

Jae sueltame ¿pero que cojones haces, IMBECIL!!!!!!!? -grite comenzando a toser; desde luego ese tio acabaria conmigo si no acababa yo antes con el. Aprete la mandibula y rechine los dientes furioso echandome hacia atras tratandome de calmar, quedando boca arriba aun tirando fuerte moviendo el cabecero aunque ni que decir tenia que eso solo me estaba destrozando la muñeca, ¿verdad?-. Tu estas loco ¿o que?, en serio crees que me lanzaria por ahi, casi me caigo joder!!!!; ah no no te atrevas a irte o.. espera, espera Jae, cuando me sueltes eres hombre muerto lo sabes ¿verdad?. Jae dejate de chorradas y vuelve aqui, claro que necesito algo, necesito que me sueltes!!!. Ahhhhhhhhhh!!! Jae me importa un huevo todo y despertar a tus compañeros, seguire gritando si no me sueltas!!!, esto es un maldito secuestro!!!! -repeti tosiendo mas violentamente-. Aaaaiiiishhh!!, maldito capullo.., me dejare la voz aqui si sigo gritando como un loco, tsk.

Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!! maldito bastardo voy a matarteeeee cuando te pille, alguna vez me soltaras y vas a ver!!!
-amenace de nuevo tratandome de liberar haciendo una mueca, alzandome un poco para ver mis muñecas encadenadas la cual empezaban ya a doler por los tirones dados, pues comenzaba a hacer heridas, por lo que decidi esperar a que volviera o tratar de dormirme; obviamente mi segunda opcion no fue posible. Y ahora me vuelvo a preguntar yo antes de quedar dormido.. rosa¿? por que rosa? es que no la habia de otro color? de panda, tigre, leopardo, negras¿?-; por que demonios cogio unas rosas de seguramente todas las que habia?, tsk, maldita marica pomposa, nenaza -dije ya algo mas agobiado-; No puedo creerme que esto me este pasando a mi, maldigo la hora en la que accedi a ir a ese estupido dorama, yo no soy actor ¿quien me manda a dejarme convencer? tsss; yo deberia estar en casa en la cama, MI cama y no aqui amarrado como un puto perro sarnoso, pero que pretende con esto? en que piensas Jae? de veras te has creido que me tiraria? no soy tan idiota como tu, maldito payaso... alguna vez tendras que quitarme esto o mejor.. acercarte, entonces te vas a enterar, ya veras, te arrepentiras de esto, me las vas a pagar todas juntas, te lo aseguro; ahhhgg! te garantizo que de esta no te libras; ya has tentado a la suerte muuuuuuchas veces y de todas te has salvado, juro que de esta no vas a escabullirte... -hable solo muy enfadado, se nota verdad?.

Es que.. a quien se le ocurre amarrarme a su cama en mitad de la noche, una de dos... esta muy loco y piensa que voy a lanzarme con la idea de escapar o... me negue a mi mismo con la cabeza efusivamente; no no, no jodas y deja de pensar nada de eso, me oyes cabeza??; me dije a mi mismo, bueno mas bien me lo exigi. Aunque no lo creais mi manera de ligar me servia ¿sabeis? y desde luego que esta no era, ademas si el quisiera algo conmigo asi la lleveba clara; ¿pero a quien se le ocurre y mas cuando estamos en la casa del grupo?.. si alguien me ve alli a saber que pensaria, madre mia.. si es que es para matarlo ¿o no?. Yo ya empezaba a mentalizarme de salir en primera plana en plan: Maknae de Dalmatian masacra al miembro mas veterano de Super Junior acabando con su vida de manera.. inhumana, macabra,violenta, salvaje, imperdonable?... y mil calificativos mas que podria añadirle; lo que la gente no sabe es lo que llevo ya tragado tsk..-.

Lo odio, lo odio, lo odio!!! -añadi revolviendome entero sin poder bajar los brazos y la posicion comenzando a ser incomoda, enrabietado y pataleando como un niño pequeño cuando le da la rabieta en mitad de un super porque su madre no le compra lo que ha pedido. Un momento... pero si ha conseguido.. estas esposas.. entonces.. eche a reir nada mas de imaginarmelo, agarrandome la barrica al cabo de un par de minutos riendo como un loco-. Pero seras cabron; has ido a un sex shop solo para amarrarme?, si me lo cuentan no me lo creo jajajajajaj; me pregunto cuando te llego ese momento de lucidez para que pudieras caer en algo como esto para poder retenerme jajajajajjaja. Si es que, he de admitir que hasta tiene su gracia.. no? -mire mis manos moviendolas un poco sin poder apartarlas demasiado; yo era quien debia estar enloqueciendo pero tenia su gracia ¿o no?-; assh! estoy malo y encima aqui amarrado, la verdad es que ni se me paso por la cabeza nunca poder estar en esta situacion tan.. bah! no se ni como calificarla ya. Jaeee!! que estoy malo joder!!! -grite una vez mas suspirando al ver que no habia subido en los otros mil intentos y amenazas entre ellos, por que subidia ahora?, no seria distinto no? o si?-.

Yo lo unico que tengo ganas es de estar tranquilo en casa y que me mimen joder.. no estar aqui amarrado como un salvaje -que por cierto no lo soy, por si os atreveis si quiera a pensar algo parecido; pero si era parecido a un crio cuando estaba enfermo, realmente me ponia adorable, o eso decian.. quizas mas de lo que me gustara a mi para ser honesto pero que se le va a hacer?. Al no conseguir conciliar el sueño me quede boca arriba comenzando a cantar bajito, eso me relajaba y quizas consiguiera quedar dormido tarde o temprano...-.



-Mas que cansado de cantar sin poder quedar dormido me intente girar sin conseguirlo asi que como parecia que no dormiria garantizo por mis santos cojones que este cabron tampoco lo hace; frunci el ceño y gire la cabeza hacia la puerta-. Jaeeeee!! va en serio tio, te necesito!! -dije pareciendo mas calmado, pues ahora me divertiria yo ya que eso haria mas ameno el estar maniatado-. Tengo sed, traeme agua, tengo la garganta seca y sabes que hay que cuidarsela -dije con sonrisa maliciosa tras verle subir-; crees que puedo cogerla?, tu eres tonto a que si? -dije arqueando la ceja al verle que la ponia sobre la mesilla, alzando la cabeza cuando me la acerca bebiendo. Espere entonces que bajara para pasados unos segundos volver a llamarle-; Jaeeeeeeeeee!! -rei un poco al oir sus pasos aproximarse y me calme con las risas hasta que entro-, me estoy muriendo de frio joder... tapame un poco al menos no?; menuda educacion, asi  tratas a tus invitados, te juro que cuando salga de aqui no vuelvo mas.. menos mal que no teneis hoteles, tsk... -le mire divertido para volver a repetir la accion tras volver a bajar una y otra vez durante toda la noche, rematando a las 4:30 de la madrugada llamandole para pedirle de comer, pues seguro que conociendole se entretendria preparando algo en la cocina y le joderia mas, asi que.. eso hice a pesar de no tener ni pizca de hambre, pero me lo estaba pasando bomba a su costa; vamos vamos, no soy tan cabroncete admiti que es divertido, ademas aqui el unico capullo con mala leche es el que me tiene aqui sin poderme ni girar en la cama.

Le vi llegar con la comida y me movi un poquito quedando ladeado al no poderme apenas despegar, pegando con la cabeza en el cabecero pues si algo era es alto. Gruñi al sentir el golpe mirandole realmente enfadado pero esa cara de zombie... me hacia reventar de risa por dentro; tuve suerte, pues no me carcajee en su cara de pura suerte ya que no era persona que supiera aguantar la risa facilmente cuando algo me hacia gracia y era facil que rompiera a reir aunque no lo pareciera y obviamente no lo haca con cualquiera, eso si-. ¿No te sientas?, me la tienes que dar -exigi hablandole de mala manera. Al final vi como vencido, derrotado.. por mi claro, se tumbaba a un lateral de la cama pero en el suelo, pues estaba agotado de subir y bajar las escaleras; no me pregunteis como ni por que pero tras un rato pensando mire a un lado y removiendome cual gusano consiguiendo coger las mantas con las piernas las tire hacia el, alzando la cabeza un poco para comprobar que no le habia despertado y para mi tranquilidad en cierto modo dormia como un tronco; deberia estar exhausto.

En serio os lo digo, cuando lo pillaba tendrian que buscar sus trocitos repartidos por toda Corea pero admito.. que con lo que le estaba haciendo y me defiendo diciendo que es en defensa propia, que quede claro.., epro a lo que iba; si alguien me hace subir y bajar asi aprovecho que esta atado para darle una tremenda paliza y asegurarme de poder soltarle sin que pueda ni moverse tras tanto golpes. Pero en fin.. es Jae, es gilipollas.. asi que.. no obstante lo que mas me extraño es que cerre los ojos y poco despues el sueño se apodero de mi y es que algo dentro de mi parecia estar y respirar mas calmadamente al sentir su presencia, al tenerlo en cierto modo a mi lado, conmigo...-


Última edición por Daniel Chae el Vie Nov 01, 2013 11:07 am, editado 1 vez
avatar
Daniel Chae

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Lee HyukJae el Lun Oct 21, 2013 10:03 am

No paraba de gritar, una y otra vez como un loco desalmado. Yo le ignoré, pues si le hacía caso sería peor. Debía dejarle un rato para que se calmara y luego ya iría para ver cómo estaba y esas cosas. Me tumbé en el sofá, saludando a mi perrita, que estaba por ahí haciendo de las suyas. Por suerte siempre tenía mi mantita por ahí, así que cogí y me cubrí con ella, dispuesto a pegar el ojo un rato antes de que amaneciera y fuera a ver cómo estaba Dani.

No paso mucho rato, antes de que Dani se mantuviera unos minutos callado, para luego volver a gritar, ésta vez pidiendo cosas. Me lo pensé un poco, pero encima de que lo esposaba a la cama, al menos le cuidaría, había prometido cuidarle, ¿no? Pero el sueño que me había sobrecogido, tiraba de mí y me enredaba en la maraña de manta, cojines y sofá. Traté de aislarme de la voz de Dani, pero no fui lo suficientemente sin corazón como para sólo dormir y ya. Me levanté, parpadeando y carraspeando para subir las escaleras que llevaban a las habitaciones. Entré en la habitación y le miré, imperturbable.

—¿Qué quieres?—Medio susurré, frotándome los ojos y cara—. ¿Agua? Nee... ahora te traigo... No te muevas... Ah...—Qué tonto, si era obvio que no se podía mover... Aixx, en fin. Fui a la cocina, que estaba a abajo y luego volví a subir a darle el agua. Lo dejé sobre la mesita pero su voz me despertó de nuevo—. Ah... en... Es cierto—Me senté en la cama y abrí la botella, poniéndola en sus labios, para que bebiera—. ¿Ya o tienes más sed? Bien, descansa pues...—Me levanté, tras revolverle el pelo y dejar la botella sobre la mesita y luego salí del cuarto para volver al sofá.

Ya me había tumbado y tapado y estaba bien a punto de cerrar los ojos y dormir que escuché su voz de nuevo. No podía ser... Me levanté, adormecido, como un resorte y me quedé sentado mirando al vacío. Tras un largo suspiro me levanté y volví a subir las escaleras.

—¿Frío?—dije al oírle sólo cruzar el umbral de la puerta—. Ah... en... lo siento—Me acerqué y le ayudé a meterse dentro de las sábanas, cubriéndole bien—. ¿Mejor? Me alegro...—Volví a bajar las escaleras y no llegué a sentarme que ya me llamaba de nuevo. ¿Pero qué le pasaba? Debía encontrarse mal pobrete... Y así... subí y bajé, subí y bajé, subí y bajé. Hubo una de las veces que me pidió que le hiciera la comida. Al menos parecía que había recobrado el apetito, eso me puso un poco de buen humor, aunque teniendo en cuenta que iba medio zombie, no lo demostraba mucho.

Le hice un delicioso kimchi, que aunque me tardé lo mío en hacerlo, estaría riquísimo seguro, y me fui hacia la habitación. Dejé el plato ahí y luego caí de nuevo en que no podía comer solo. —Ne... lo siento...—murmuré. Me senté a un ladito de la cama y se le fui dando, aunque a veces, en vez de llevárselo a la boca, se lo ponía en la mejilla, todo despistado yo. Cuando parece que terminó de comer el kimchi, al menos casi todo, le vi la cara llena de comida y me entró un poco de risa. Me cubrí con la mano, instintivamente, para luego acercarme y limpiarle la cara con una servilleta que había traído. Quedé rendido sólo acabar aquella acción, cayendo mi cabeza sobre su hombro, medio adormilado que ya ni me podía mover.

Pero hice un esfuerzo, pues sabía que a él no le debía gustar que le tocara, así que me levanté y me eché hacia el otro lado, no siendo capaz de reunir fuerzas para irme a otro sitio más lejano. Creo que algo me cayó encima, algo que daba calor; pero si fue así, no lo recuerdo bien.




Desperté el día siguiente, con el pitido de la alarma. Aún sentía mi cuerpo pesar 10 quilos más de los que solía sentir que pesaba y mis parpados se mantenían pegados como si los hubieran unido con cola. Me froté los ojos y traté de parpadear, pero fue una acción inútil. Me quedé unos minutos más tirado sin poder moverme, hasta que volvió a sonar el despertador y ésta vez me levanté, tanteando con mis manos sobre la cama, para llegar a la mesita de noche. Toqué un cuerpo, pero no le tomé importancia. Logré llegar a mi objetivo y apagarlo, volviéndome a echar sobre la cama, sintiendo algo debajo de mí. No habría notado nada a no ser por los aparentes quejidos del bulto en mención. Me levanté y me di cuenta de que me había acurrucado sobre Dani.

—¡Uuaah! L-lo siento, Dani...—Hice una venia, medio sentado sobre la cama, y luego me levanté—. Creo que tengo algo que hacer...—Me quedé viendo la nada, hasta que reparé en Dani—. Ah... Ya—Me acerqué a él y comprobé su temperatura, poniendo mis labios sobre su frente—. Parece que tienes algo de fiebre otra vez. Voy a hacerte algo de comida para que te tomes una pastilla... y el.. termómetro y... ¡Mierda!—llevé mis manos a la cabeza—Ya sé lo que me olvidaba... ¡hoy me toca hacer la compra! Me matan, me matan, como no compre me matan...—Miré a Dani—. Has de portarte bien, ¿ne? Después de que te tomes la pastilla me iré, así que compórtate.

Hice las cosas mencionadas, dispuesta a ignorar a Dani y sus posibles quejas. Le preparé un almuerzo y le llevé la pastilla. —Come... Venga Daniii... que comaaas, que tengo cosas que hacer... ¡Dani, que abras la boca te digo!—Me peleé un poco con él, hasta que parece que algo conseguí. —Venga, ahora la pastilla... Daaniiii, ¡haz el favor de hacerme caso!

—Bien, así me gusta—dije, cuando por fin se la tomó—. Bueno, ahora yo me voy, sé bueno. Le pediré a HeeChul hyung que te cuide, así que no te preocupes. Puede parecer alguien temible, pero no lo es para nada. Ya lo verás, es muy simpático. —Me levanté, haciéndole una carantoña en la mejilla—. No te quejes demasiado y sé bueno. Volveré en unas horas, no te preocupes. Hasta lueeego.

Salí y avisé a HeeChul, luego me fui a hacer la compra. Sólo esperaba que esos dos pudieran entenderse bien.
avatar
Lee HyukJae
Male Idol

Masculino Mensajes : 62
Edad : 31
Empleo /Ocio : Cantante y bailarín
Humor : Happy as always

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Daniel Chae el Vie Nov 01, 2013 10:30 am

-Dormia tan tranquilo, apacible y relajado que el primer toque de alarma a pesar de hacerme saltar para despertarme algo sobresaltado solo hizo que me moviera y extendiendo mi mano sin conseguir apagar ese molesto e incesante ruido. Me movi un poco alzando una pierna y luego la otra destapandome un poco moviendo la cabeza, alzandola leve al sentir que no podia mover mi manos y es que claro, olvide por completo que estaba atado al cabecero de la cama con ambas, aun; ¿que quereis? estaba recien despierto, como para acordarme de algo tan... desagradable, porque ni ponerme, ni ostia, eso era desagradable e incomodo, estaba cada vez mas seguro que se me caerian los brazos cuando me desataran pero ya me las apañaria para dar de golpes a quien pillara por delante en ese momento, os lo aseguro.

Pero ahora lo que mas me importaba era que ese despertador tan cateto y ruidoso al igual que el dueño; era obvio, se callara de una condenada vez por lo que movi mis piernas y.. las movi, las movi volviendolas a mover una y otra vez tratando de conseguir lo imposible; si señores, trataba de llegar a este con mis pies removiendome una y otra vez quedando completamente destacado. Nada.. lo dicho, eso era imposible de lo imposible mas imposible que podia existir y... o esperen.. o no?; lo cierto es que me hice un lio, mas bien un nudo diria yo, pues no sabia ya ni yo mismo de donde ni como estaba mi cabeza, si estaba boca abajo, quizas boca arriba algo mareado y los brazos extendidos?; para ser honestos ni idea tenia de logre hacer eso pero consegui pasar mis piernas entre mis brazos atados, con la cabeza hacia abajo apoyado sobre mi cuello; vamos..os imaginais?, no, dudo mucho que podais imaginar como me encontraba, era una postura, tan.. tan... no se ni como describirlo; ¿humillante, estupida, desesperada?, creo que si metieramos todo eso en una coctelera y la agitaramos a base de bien ni tan siquiera esa palabra podria describir la situacion en la que me encontraba, una cosa horrible de ver y mas aun porque me estaba dejando la espalda en el intento ¡¡ahh!! y lo peor de todo no era eso, sino que encontrandome asi tocando ya con la punta de los dedos de uno de mis pies el mandito objeto este paro solo.

¡¡¡Arrrrrrggggggggg!!!, me volveria loco, locoooo!!!!!!, pero por que me pasaba esto a mi joder¿?!! y para colmo.. ni que decir tenia que ahora lo dificil seria desatarme de ese nudo con mi propio cuerpo; no podia pensar, la sangre se me estaba subiendo ya a la cabeza y el aire empezaba a rechazar llenar mis pulmones con tanto lio. Suspire como mejor pude tirando  de mis manos moviendo el cabecero haciendo ruido pero nada.. al cabron este del suelo casi a mi lado parecia que ni una bomba le despertaria a pesar de que cayera a su lado; me cago en la puta que tuvo que parirlo... Por fin pude, pude hacerlo!! jolines que alegria me dio e incluso diria que el cuerpo me lo agradecio y mis pulmones me felicitaron por  dejarlo de nuevo realizar su cometido pudiendo coger todo el aire necesario para hincharse por completo. Una vez mas tras coger el aire que habia faltado mire con cara de asco a Jae sin necesidad de levantar la cabeza para llegar a verle, gruñiendo un poco-. Bastardo..., te odio, no te imaginas como te odio; Tsk... no he conseguido pegar ojo por tu culpa y para colmo esto ya cansado de estar aqui amarrado...; desde luego es normal que estes solo y nadie te soporte, eres verdaderamente despreciable, ahora vas a ver de lo que es bueno y.. -ya me habia despertado yo y pues si yo estaba despierto ese tambien se despertaba, por mis huevos que me encargaria de mantenerlo despierto.

Baje el pie y lo destape torpemente al no poder moverle a mi libre albedrio pero consiguiendolo y justo iba a poner mi pie en su nariz para despertarle cuando el puto susto volvi a darmelo yo encogiendoseme el corazon cuando por segunda vez toco ese condenado despertador del infierno. Estaba claro, estaban compinchados, esos dos demonios querian acabar conmigo; a ver vosotros como lo describiriais? no hay descripcion aceptable por muy bien que os pueda caer Jae, no, no la hay; joder era un maniaco, un loco que me habia atado porque pensaba que me queria tirar por la ventana y ni mas ni menos que yo, por favor... pero que bobadas eran esas? en fin.. que no ganaba para sustos y torturas; joder... acaso no me habia ganado ya el maldito cielo con aguantar a Jae ya lo suficiente? eso por no nombrar el planton que me dio y la mojada que me di por su culpa, es mas.. que por eso mismo estaba ahi... grrrr, solo de pensarlo me ponia aun mas enfermo y me hervia la sangre a mas no poder-.

Estupido despertador, me estas vacilando verdad?, pita pita mientras puedas porque te ahogare en cuanto salga de a... -enarque la cena al ver una mano que lo apagaba; segui dicho brazo llegando hasta Jae-. Yo yo que queria ser quien te despertara, menuda mierda.., ya ni entretenerse puede uno, bah!!. Ehhh, Ehhh!!!, que haces capullo¿?!! -me queje al verlo que adormilado aun acababa por dejarse caer en la cama echandose sobre mi-. Quita!!, quita joder; me haces daño colega!! -añadi quejandome debajo de el-. Pero se puede saber en que piensas¿? grrr.. suerte, muuucha suerte tienes de que no este suelto.. sino ibas a ver mi manera de perdonarte... -respondi muy molesto callandome al no esperarme eso; trague saliva algo pillado pero si me queria dejar cortado o reirse este de mi iba muuuuuy muuuy por detras de mi, no se lo permitiria asi que suspire y suavice la voz-. Ey oye... cuando me desataras¿?, asi que fiebre eh?, claro.. no sabes ni cuidarme, anda ven.. acercate y te dire como se me quita este poquito de fiebre que me queda.., por favor.. acercate -susurre tranquilo, probablemente demasiado tranquilo para tratarse de mi quien hablaba-.

Venga va decide de una vez, vas a acercarte o no? no te lo pedire mas, deja de hacerte de rogar quieres?, es facil si o no... -dije algo molesto, viendose mas normal aquello en mi y moviendo mis manos sujete las cadenas haciendo algo de fuerza con mis brazos para alzar la cabeza mirandole serio a los ojos. Tonto confiado, sabia que caeria, por lo que si... roce sus labios, es mas, deposite un beso en la comisura de estos; un beso lento pero firme y corto para aprovechando el acercamiento pasar mis labios a su mejilla mas cercana, restregando los mios humedos por su piel y sin previo aviso mordi su mejilla fuerte, con ganas, con intencion de  hacerle daño-. Eso por atarme y aun no es nada de todo lo que pienso darte si no me desatas de inmediato, Jae no pases de mi, Jae, Jaee!!! -grite furioso al ver que saltaba con otro tema y se levantaba pasando de mi, decidiendo ignorarme; seguidamente me toco tomarme la pastilla aunque obviamente haciendole dificil el convencerme, no obstante, acabe por ceder-.

Tengo los brazos ya muerto, tienes pensamientos de soltarme o no?; Jaeeeeee!!, ¿ah?, llamar a quien? perdon?...; anda ya, me estas vacilando verdad? -pregunte mirandole algo mas calmado al cortarme mi berrinche. Simpatico? ese tipo?, en serio me estaba diciendo que ese tio era simpatico?, ajjajaja, de eso nada, estaba completamente convencido que hasta un cardo borriquero era mucho mas simpatico que el, a parte de mas agradable como compañia al ser batante.. silencioso; evidente, es lo que tienen las plantas si. -. Ahh no, se cuidarme, puedo hacerlo solito yo no me preocupo pero a ese no lo llames, no no, espera joder espera Jaee!!, me cago en todo..; ni se te ocurra traermelo, ahhgg!! no le soporto, dejate de bromas Jae, esta bien, esta bien me portare bien pero no quiero verle la cara a ese imbecil!!, Jaeeee, no te atrevas a pasar de mi!! Jaee vuelve!! -pero aquellos gritos llamandole no sivieron de nada, pues el muy desgraciado acabo marchandose y llamando al otro payaso-. Buff... lo que me faltaba, como si ya no aguantara suficiente con uno ahora tendre que aguantar a otro payaso mayor.. Tsk... -dije sin pelos en la lengua ni cortarme un pelo si se le ocurria aparecer en aquel momento y oirme, estando bastante ofuscado con Jae por supuesto-.
avatar
Daniel Chae

Mensajes : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Kim HeeChul el Dom Nov 24, 2013 1:07 pm

Vi la puerta cerrarse y una sombra cruzó mi rostro hasta convertirse en una sonrisa ladeada.

—Así que me pides que le cuide... ¿eh? Interesante...—Me mordí el labio inferior y acabé de exprimir la naranja. La máquina hacia un ruido infernal, puesto que estaba estropeada—. Ojalá tenga dolor de cabeza el imbécil ese— Apretujé con saña la naranja contra el aparato; sólo de pensar en el muchacho que estaba tumbado en la cama de HyukJae, me entraban unas ansias asesinas de las buenas. Es que... estaba tan claro que era un hijo de puta... Y HyukJae era tan inocente e ingenuo... No sabía qué clase de locuras estaba haciendo por ese cretino, pero pensaba averiguarlo bien pronto.
Saqué el zumo que había logrado de esa naranja y lo puse en un vaso. Dejé el resto ahí, cuando se levantara SungMin ya lo quitaría él. Me dirigí a la puerta de la habitación de Hyuk y toqué a la puerta un par de veces.
—Holaa~ ¿se puede? Espero que sí, porque pensaba entrar de todas formas—dije, mientras abría la puerta. —Pfff...— Me empecé a reír de veras al encontrarme con lo que me encontré. Llevaba el vaso con zumo en una de las manos, y tuve que dejarlo sobre la mesita antes de que se derramara. Me palmeé las pantorrillas, muerto de risa, llorando de la misma. Pocas veces me reía yo tanto... Pero es que... ¿os lo imagináis? Entráis en el cuarto de vuestro compañero y os encontráis con el “invitado” atado de manos en la cama.
—¿Pero se puede saber qué es esto? Hahahahah Soy fan de Hyuk... lo juro ahhaha— Me sobé el estómago un poco e inspiré profundo, tras ese largo ataque de risa. Le eché una mirada—Aaay... Pues nada... —Señalé el vaso de zumo—. Te traía un vaso de zumo— sonreí de lado y aproveché que estaba atado para sentarme en la esquina de la cama. —Peeero... antes de dártelo... Necesito saber ciertas cosas... —añadí, mientras me miraba las uñas. Esperaba que mi estrategia funcionara.
—¿Eres muy cercano a Hyuk? Lo pregunto porque... ya sabes, yo sí, ¿sabes? Y me... extraña que hable con alguien como tú... bueno, ¿por qué me engaño? Hyuk es imbécil... así que supongo que hablaría con cualquiera... Pero lo que me extraña es que te esté cuidando tanto. A Hyuk no le gustan los tipos agresivos y está claro que lo eres... Se nota a una legua...—Chasqueé la lengua y me levanté, haciendo algo de teatralidad, aprovechando mis facultades de actuación. Me dirigí a la ventana—. Aunque eso no es para lo que he venido...—Me di la vuelta, apoyándome en la ventana—. ¿Sabes? Hyuk es un tipo...—me llevé una mano a la boca, dándome unos golpecitos, como pensando—. ¿Cómo decirlo? ¿Tonto? ¿Estúpido? ¿Enamoradizo? Sí... es todas esas cosas, sin duda. Y sé de buena tinta... que es incapaz de odiar a alguien.—Me acerqué a Dani, lentamente, con las manos en los bolsillos.
Chasqueé la lengua, tras darle una mirada de arriba a abajo. 
—Tsk... Ni siquiera eres su tipo... Así que no me preocupa demasiado, realmente... Lo más probable es que le des pena... Es alguien muy compasivo también—Sonreí y ladeé mi cabeza. Luego chasqueé la lengua—. En fin... Es una pena que estés atado, seguro que deseas golpearme, ¿verdad? Lo veo en tus ojos, la pregunta es... ¿por qué? ¿Qué te molesta de mí?—dije, con una sonrisa maliciosa. Lo sabía muy bien. Simplemente, mi cara no le caía, tal vez, porque a mí él desde el principio tampoco—. Mira... sinceramente, no me interesa tu respuesta, sólo voy a decirte algo:—Me agaché hasta la altura de su cabeza y le agarré del pelo, cogiéndole fuerte. Mi mirada se transformó en una de amenazante—: ¿sabes? Te contaré un secreto: yo también me muero por apalizarte, pero si lo hiciera, Hyuk se pondría triste, así que no lo haré. Pero te aseguro que tu relación de odio con Hyuk no va a ser muy larga. ¿Qué?—Alcé las cejas—. ¿Te crees que no sé lo que has hecho? ¿Te crees que no he visto algo raro en todo esto? No te voy a permitir que en mi casa le levantes la voz ni una sola vez más, ¿me has entendido?—Me separé de él, recuperando una sonrisa ensayada—. Ayy... qué suerte que Hyuk ya esté enamorado de alguien... Así que no me preocupas, realmente... En fin... yo ya me...¡Ah! Es verdad...—Me acerqué de nuevo a él—. Que Hyuk me ha pedido que te cuide—Cogí el vaso con zumo y lo acerqué a sus labios, agarrándole la mandíbula y tirándola para abajo, para que abriera la boca. Le obligué a beber un buen sorbo, importándome un comino si se ahogaba o si odiaba el zumo de naranja. Mi rostro se mantuvo como el de una estatua de piedra, impertérrita en la misma expresión. Me levanté y dejé el zumo sobre la mesa. Le sonreí de lado—. ¿Tienes algo más que añadir, cielito?—añadí, con sorna, parpadeando los ojos de forma mona. 
avatar
Kim HeeChul

Mensajes : 14

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el gusanillo... {Jae}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.